Los hechos ocurrieron días atrás cuando un hombre llamó por teléfono para solicitar ayuda y la presencia de los servicios médicos en el lugar para auxiliar a su hermano, que acababa de ser atacado y arrollado por una vaca.

Una patrulla de la Comandancia de Burgos se desplazaba al lugar y una vez allí se entrevistó con responsables de los servicios sanitarios, ya que éstos no podían acceder al paraje en ambulancia bajo riesgo de quedarse atascados debido al estado en el que se encontraban los caminos, dado el barro existente fruto de las lluvias caídas.

La proximidad de la noche no permitía la salida del helicóptero, por lo que se decidió la aproximación al lugar en el vehículo oficial del Cuerpo, que trasladó a los sanitarios a la zona, a pesar del estado del terreno.

Tras localizar a la alertante y a su hermano, que resultó ser el herido, este último fue atendido de policontusiones y magulladuras. Para descartar que hubiera sufrido alguna rotura, fue rápidamente trasladado hasta la ambulancia, desde donde fue evacuado a un centro hospitalario para su valoración.

La pareja de hermanos, vecinos de la comarca, se encontraba recolectando setas en una zona donde pastaba ganado vacuno. Sorpresivamente, una de las reses, que se encontraba acompañada de su ternero, se arrancó y arremetió contra el hombre, al que embistió.

Consulta aquí más noticias de Burgos.