Jóvenes trabajando
Jóvenes trabajando. GTRES

El empleo a tiempo parcial registra un marcado carácter involuntario en el mercado laboral español, según los datos de Eurostat. España era en 2017 el decimotercer país de la UE por proporción de trabajadores bajo esta modalidad de contratación, pero el cuarto de los Veintiocho en el que más trabajadores a tiempo parcial desearían trabajar a tiempo completo.

Según los datos de la oficina comunitaria de estadística, un total de 43 millones de personas trabajaban a tiempo parcial en la UE el año pasado, lo que equivale prácticamente a uno de cada cinco ocupados (19,4%), de los que el 26,4%, unos 11,3 millones de personas, no están satisfechos con esta jornada y preferirían trabajar más horas. En el caso de la eurozona, un 21,6% de los trabajadores estaba empleado a tiempo parcial, de los que el 29,2% lo era de forma involuntaria.

La proporción de trabajadores a tiempo parcial en la UE era significativamente más alta en el caso de las mujeres (31,7%) que en el de los hombres (8,8%), tendencia que se mantenía en la zona euro, donde un 35,7% de las mujeres ocupadas trabajaba a tiempo parcial, frente al 9,4% de los hombres.

Sin embargo, del porcentaje de trabajadores a tiempo parcial en la UE, la proporción de trabajadores descontentos con su situación era más alta entre los hombres (36,2%) que entre las mujeres (23,2%), algo que se repetía en la zona euro, donde un 39,1% de los hombres ocupados a tiempo parcial lo estaba involuntariamente, frente al 26,3% de las mujeres trabajando a tiempo parcial.

Trabajar a tiempo parcial o trabajar obligado a tiempo parcial

Entre los países de la UE, los mayores niveles de empleo a tiempo parcial correspondieron en 2017 a Países Bajos (49,8%), por delante de Austria (27,9%), Alemania (26,9%) y Dinamarca (25,3%), mientras en el extremo opuesto figuraron Bulgaria (2,2%), Hungría (4,3%) y Croacia (4,8%).

Sin embargo, al prestar atención al porcentaje de trabajadores a tiempo parcial que lo son involuntariamente, los países con mayor porcentaje de trabajadores insatisfechos con su situación se registró en Grecia (70,2%), por delante de Chipre (67,4%), Italia (62,5%) y España (61,1%), mientras que el menor peso de empleados a tiempo parcial de manera involuntaria correspondió a Estonia (7,5%), Bélgica (7,8%) y Países Bajos (8,2%).

En el caso de España, el porcentaje de trabajadores a tiempo parcial sobre el total de ocupados se situó en 2017 en el 14,9%, con un 7,2% de hombres y un 24,1% de mujeres, frente al 15,1% del total en 2016, con un 7,6% de hombres y un 24,1% de mujeres. Del total de trabajadores a tiempo parcial en España, el 61,1% lo eran de manera involuntaria, frente al 61,9% del año anterior, tras alcanzar un récord del 64% en 2014, lejos del mínimo del 15,4% descontento con su situación en 1993.