Pedro Piqueras «vuelvo a parecerme a chucky»
«Hice un programa matinal y me fue fatal. No me gusta el corazón y me veía como un pato mareado»

Pedro Piqueras es un profesional de la información de dilatada carrera en radio y en televisión. Ganador de una Antena de Oro (1997) por el programa Espejo público, ha pasado por Radio Nacional de España, TVE en diferentes etapas, Antena 3... Desde comienzos de 2006 presenta y dirige Informativos Telecinco (20.55 horas), con muy buenos resultados de audiencia.

Hay muchos periodistas. ¿Cuál es la clave para llegar arriba?

No lo sé, yo soy un tío muy normal. Lo que he hecho ha sido trabajar. El secreto es que las cosas que te van encargando vayan saliendo bien, es un camino, no es llegar y ya está.

¿Puede decirnos qué es el carisma?

La verdad es que no lo sé. No ya respecto a mí, que desconozco si lo tengo, sino a la gente. Es cierto eso de que la cámara quiere a algunas personas.

La mayoría de las veces, los informativos coinciden en sus informaciones, ¿qué marca la diferencia?

Aunque coincidimos en los temas fundamentales, lo cierto es que hay diferencias, como la libertad con que te mueves, la noticia que llevas delante y la que pones más atrás... 

Los informativos han tendido a humanizarse...

Me alegro de que me haga esta pregunta (risas). Cada vez hay más competencia entre los informativos, por lo que tienes que acercarte al espectador para poder hacerte con tu propio público.

¿Le gustaría probar con otro formato de televisión?

Ya probé y me fue fatal. Me propusieron hacer un programa matinal hace años. A mí no me gusta el corazón y me veía un poco como un pato mareado. Aprendí, pero la verdad es que iba a trabajar sin convicción.

¿Qué es lo primero que hace cuando llega a la redacción?

Compro agua en la máquina.

¿Y lo último?

Quitarme el maquillaje.

En directo, más de una vez habrá pasado apuros...

Sí, una vez, probando un sistema digital, fallaban los vídeos todo el rato y dije: «Como habrán visto, no nos entra ni una de las informaciones», y como seguía pasando, añadí: «Si sigue así, cortaremos»... pero finalmente se arregló.

¿Cómo lleva lo de su parecido a Chucky (El muñeco diabólico)?

Bien, eso lo sacó Fotogramas hace 20 años. Hubo un tiempo en que Josep Piqué me lo arrebató y a mí me molestó, me puse celoso (risas). Creo que ahora lo he recuperado y vuelvo a ser Chucky.

BIO

Periodista, de 53 años. Procede de Albacete, donde su familia tenía un negocio de alpargatería en el que trabajó de niño.