Meritxell Batet
La nueva ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, en la inauguración de la jornada 'Reforma constitucional, federal y con derechos'. Quique García / EFE

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha defendido este sábado que una reforma de la Constitución es "urgente, viable y deseable" para avanzar hacia un modelo territorial federal. Asimismo, también se ha mostrado partidaria del acercamiento a Cataluña de los políticos independentistas encarcelados aunque destaca que esta posibilidad no está en manos del Ejecutivo.

"Es viable y estamos preparados para ella. Somos una democracia consolidada con la fortaleza suficiente para afrontar una reflexión profunda conjunta", ha defendido Batet durante su intervención en el acto 'Reforma constitucional, federal y con derechos' que ha organizado el PSC, que ha sido su primer acto desde que tomó posesión como ministra.

También ha advertido de que la respuesta a las demandas del independentismo "no puede agotarse con la aplicación de la ley y la Constitución", y que debe ir más allá potenciando el diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat.

En este sentido, Batet ha incidido en la "necesidad de renovar el pacto territorial de España" que, ha afirmado, "está en crisis, no se le escapa a nadie y nadie lo puede negar", y ha indicado —en alusión sobre todo a Cataluña— que "el diálogo en sí mismo se ha convertido en un objetivo político de primer orden".

Repitiendo la apuesta por "escuchar, dialogar y consensuar" que ha abanderado el nuevo Gobierno socialista, Batet sostuvo que "la respuesta a la demanda de una parte de los ciudadanos no puede basarse solo en la aplicación de la Constitución"; la cual es "fundamental, porque son las reglas del juego, pero con eso no es suficiente".

Así, ha abogado por recoger propuestas de todos los ciudadanos para tener "una base social más amplia", dado que la mayoría de la sociedad catalana pide diálogo e "integrar las posiciones de todos los ciudadanos".

En obvia referencia a la Generalitat, la ministra distinguió que, aunque cada gobierno tenga su línea política, lo cual es legítimo, como instituciones son "representantes de todos sus ciudadanos" y "están sometidos a la legalidad, sobre todo cuando quieren modificar la legalidad".

Según recalcó, "las instituciones son de todos", y, por eso, dijo que espera que todas ellas asuman su papel en los órganos comunes, como la Conferencia de Presidentes y el Consejo de Política Fiscal y Financiera, de los que se ausentó el Gobierno de Carles Puigdemont.

Comisión de reforma del modelo territorial

La ministra ha llamado a las distintas fuerzas políticas a aprovechar la Comisión de Reforma del Modelo Territorial del Congreso impulsada por los socialistas a finales del año pasado, y ha afirmado que la "salida" a la crisis catalana exige "confianza y lealtad entre gobiernos".

Batet ha lamentado que en esta comisión "faltan muchas fuerzas políticas", cuando "todas tienen que participar activamente", porque "es un instrumento importante y una oportunidad para encontrarnos".

Ahí, Batet ha recordado que el PSOE lleva años promoviendo una reforma de la Constitución que calificó de "urgente, viable y deseable". Urgente porque hay una crisis de Estado tanto en el ámbito territorial como el social, viable porque profundiza en la propia Constitución para perfeccionar un sistema "claramente mejorable", y deseable porque es "el mejor camino" para trazar "un destino común" para identidades autonómicas diferentes.

Acercamiento a Cataluña de los políticos presos

En una entrevista con El Periódico de Cataluña, Batet se ha mostrado partidaria del acercamiento a Cataluña de los políticos independentistas encarcelados aunque ha destacado que esta posibilidad "no está en manos del Ejecutivo porque no hay condena firme; al estar en prisión provisional es decisión del juez. Está bien que lo pidan y yo vería con buenos ojos el acercamiento a Cataluña, pero es decisión del juez", ha asegurado.

En la que ha sido su primera entrevista como ministra, publicada este sábado por la tarde en la edición digital del rotativo, Meritxell Batet no ha concretado si el Gobierno de Pedro Sánchez optará por indultar a estos políticos si son condenados y señala que "hay que ver cómo evoluciona la política catalana, y si el Govern asume que no puede actuar al margen de la ley".

En esta línea, ha indicado que "cada cosa en su momento" y dice que "plantear desideratums sin condenas firmes es adelantar acontecimientos".

Respecto a un eventual referéndum de autodeterminación, Batet ha afirmado que "no saldremos del conflicto con un referendo" y aboga por un acuerdo. "No se trata de desempatar en una votación, sino de hallar una solución de consenso en la que una inmensa mayoría de la sociedad de sienta identificada. No se trata de votar independencia sí o independencia no, porque mucha gente contestará que depende. No es buena una decisión dicotómica en un tema tan importante", ha subrayado.

En este sentido, ha pedido a las fuerzas políticas "que asuman la responsabilidad de llegar a un acuerdo en el que todos renunciaremos a cosas". "Nadie estará satisfecho al 100%", apostilla, tras asegurar que el PSOE no se plantea incluir el derecho a la autodeterminación en la Constitución.

A su juicio, una de las prioridades del Govern de Quim Torra debería ser recuperar la convivencia en Cataluña porque "los espacios públicos no pueden pertenecer solo a la mitad del país".