Garzón
Una iniciativa popular, apoyada por personas como Baltasar Garzón, reclama el Premio Nobel de Literatura para Federico García Lorca. EFE

Una iniciativa a la que se han sumado por ahora más de 200 personalidades del mundo académico, de la cultura, la política y la justicia, entre otros ámbitos, reclama el Premio Nobel de Literatura para Federico García Lorca, para lo que solicita a la academia sueca que permita galardonar a título póstumo.

Las normas actuales no prevén esta opción, pero los firmantes de la propuesta, dada a conocer hoy en un acto en Granada con la asistencia de algunos de sus miembros como el exjuez Baltasar Garzón, entienden que la Academia sueca, a la que ya se han dirigido, puede hacer una excepción para reconocer a una persona "excepcional, símbolo inmortal del diálogo entre la literatura y la sociedad civil".

Garzón ha defendido la posibilidad de que se "dignifiquen" los Premios Nobel concediéndolos también a quienes lo hayan merecido pero que, al ver truncada su vida, no hayan podido optar al mismo.

En su opinión, Federico García Lorca tiene "méritos suficientes" para recibir ese reconocimiento, que obligaría a la academia sueca a cambiar sus normas, algo que no considera difícil.

Al acto han asistido también los periodistas Pilar del Río y Paco Lobatón, políticos como Felipe Alcaraz o Antonio Romero y el cantaor Juan Pinilla, entre otros.

120 aniversario de su nacimiento

Los promotores de esta iniciativa entienden en el manifiesto elaborado que Lorca, de quien se conmemora este año el 120 aniversario de su nacimiento, es un poeta y dramaturgo universal, "no tanto por su muerte trágica a manos de los rebeldes franquistas en agosto de 1936, cuanto por la calidad de su obra y repercusión".

Para esta plataforma cívica, el premio tendría una trascendencia literaria en primera instancia, pero sería también "una respuesta, desde la defensa de los Derechos Humanos y la vida, al terrible asesinato de un ciudadano que legítimamente luchó por la Segunda República y por las ideas de progreso, comprometiendo su nombre y su carrera en actos y suscripción de manifiestos que probaban su compromiso cierto a favor de la libertad y contra el fascismo".

Resaltan también el compromiso de Federico, a través de su obra, con la igualdad entre sexos en una época y un país "dominados por el patriarcado, el clero y la reacción", así como su "voz libre de demócrata enamorado de su pueblo y de todos los marginados de la tierra".

Entre los firmantes figuran actores como Javier Bardem, José Sacristán o Carmelo Gómez; artistas como Ana Belén, Eva Yerbabuena, Juan Pinilla, Mayte Martín o Marina Heredia; escritores como Rosa Regás y políticos como Pablo Iglesias, Manuela Carmena, José María González 'Kichi', Alberto Garzón y otros parlamentarios y alcaldes socialistas, además de economistas y miembros del mundo académico.