El candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, y el secretario general autonómico, Ramón Espinar.
El candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, y el secretario general autonómico, Ramón Espinar. PODEMOS

Las aguas vuelven a bajar revueltas en Podemos Madrid, que asiste a un nuevo enfrentamiento entre su secretario general, Ramón Espinar, y su candidato a la Presidencia madrileña en 2019, Íñigo Errejón.

La chispa que ha encendido el fuego, en esta ocasión, es el control del poder local en la Comunidad, pues las bases del partido están llamadas, desde hoy y hasta el próximo lunes 18, a elegir en primarias a los secretarios generales en 30 municipios.

Ambos defienden candidatos diferentes, y sus entornos se afean no haber consultado las listas con la otra parte. Los resultados se conocerán a principios de la semana que viene.

Espinar fue el primero en avalar a una candidatura: Unidas Rumbo 2019. Fuentes próximas al secretario general admiten que no se preguntó a Errejón, pero afirman que es una lista de unidad. Este sábado, Espinar asistió a un acto de la candidatura en Getafe, donde también estuvo Juan Carlos Monedero.

Días después, Errejón pidió el voto para el equipo Sí Municipales 2019, con Errejón, que presenta candidatos propios en 11 localidades, apoya listas de unidad en cuatro, y respalda a aspirantes de Unidas Rumbo 2019 en dos municipios.

«No es bueno para Podemos que estemos hablando de cuestiones internas», dijo Espinar preguntado por si esta polémica podría perjudicar las aspiraciones electorales del partido.

Fuentes errejonistas subrayan que fue Espinar el primero en avalar a unos dirigentes y comentan que "cada uno tiene derecho a reconocer con quién quiere trabajar" en cada localidad.

"Hay mucha gente que ha trabajado muy bien con Íñigo, y está bien reconocer ese trabajo. Es normal que cada uno tenga sus preferencias, y hay que tratar con normalidad los procesos de primarias y la pluralidad interna de Podemos", comentan fuentes errejonistas.

Mientras tanto, fuentes del sector de Espinar no ocultan su "malestar y decepción" por la actitud de Errejón, que no forma parte de la dirección autonómica y ha decidido impulsar candidaturas afines "sin consultar" y "cuando no toca hablar de cuestiones internas", según la visión de los afines al secretario general.

Errejón y Espinar mantienen diferencias políticas y han discrepado en más ocasiones. La última fue en abril, cuando se enfrentaron por el formato de las primarias que confirmaron al primero como candidato de a la Comunidad. Aquello se cerró finalmente con una lista conjunta auspiciada por Pablo Iglesias y un pacto de unidad.

Algunos preguntados por 20minutos achacan las nuevas tensiones al deseo de ambas partes de tomar posiciones en los municipios de cara a las primarias que, dentro de año y medio, decidirán el liderazgo orgánico de Podemos en la Comunidad.

Consulta aquí más noticias de Madrid.