Cápsulas de café
Cápsulas de café. GTRES

Los plásticos de un solo uso —como las cápsulas de café, vasos o platos desechables— tienen los días contados en Navarra. El Parlamento de esa comunidad aprobó este pasado jueves una ley pionera en España que prohibirá a partir de 2020 la utilización de este material con el objetivo de poner fin a los productos de plástico de un solo uso y promover los envases reutilizables.

La normativa, denominada Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad, ha salido adelante en el parlamento regional con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y Ezkerra y los votos en contra de UPN, PSOE y PP.

Además del fin de los plásticos, el parlamento también ha aprobado dentro del mismo contexto de la gestión de los residuos que los bares y restaurantes "ofrezcan siempre a los clientes la posibilidad de tomar agua del grifo, de forma gratuita y complementaria a la oferta del propio establecimiento".

Bolsas de plástico

Así, según la normativa aprobada, se prohíbe de forma generalizada a partir del 1 de enero de 2020 las bolsas de plástico, una restricción que "alcanza también a la venta de productos envasados en monodosis o cápsulas de un solo uso, cuya venta, muy extendida, genera residuos que 'actualmente no tienen tratamiento'. Y a los platos, vasos, tazas y bandejas alimentarias desechables de plástico, excepto aquellas de material biodegradable, conforme a la Directiva 94/62 CE".

Asimismo, a partir del próximo 1 de julio los establecimientos no podrán entregar de manera gratuita bolsas de plástico a los consumidores.

Por otro lado, esta ley también obligará a la recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos domésticos y comerciales para toda la población navarra a partir del 1 de enero de 2022. El objetivo, según explican, es llegar a destinar en 2020 el 50% en peso a compostaje o biometanización y el 70% en 2027.

Sistema de depósito

La nueva ley plantea un período de prueba de dos años del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases, que obligará al ciudadano a pagar una determinada tasa por cada envase de plástico que compre y el dinero se le devolverá cuando entregue el envase de nuevo en el comercio.

De esta manera, los envases de plástico volverán a la cadena de producción como materia prima en condiciones de convertirse en otro nuevo producto.

Impuestos

Además, la norma fija un Impuesto sobre la eliminación en vertedero y la incineración "para garantizar la sostenibilidad económica del control, evaluación y gestión de los residuos, penalizando económicamente en función de la generación de residuos", explica el parlamento en un comunicado.

Los tipos de gravamen, "serán de 5 euros por tonelada en el ejercicio de 2018 y 10 en 2019, llegándose a los 20 euros a partir del enero de 2020, tras finalizar el período de 'implantación progresiva dirigido flexibilizar el impacto' del tributo".

"Se trata de un impuesto llamado a desaparecer", agregan, "puesto que se paga por la eliminación en vertedero, de modo que cuanto menos destine al vertedero una Mancomunidad, menos pagará su ciudadanía", concluyen.

Consulta aquí más noticias de Navarra.