Un centenar de candidatos a los Premios Goya se dieron cita la noche de este sábado en la tradicional fiesta -con cena incluida, a la que asistimos para contártelo desde dentro- previa a la gran gala del cine español, que brilló gracias a protagonistas de la temporada como Alfredo Landa, Belén Rueda o Maribel Verdú, y una nutrida asistencia de directores.

Ante decenas de curiosos que aguardaban a las puertas de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol (sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid) se pasearon los directores de las películas mejor situadas, como Juan Antonio Bayona ("El orfanato"), Emilio Martínez Lázaro ("Las 13 rosas"), así como Gracia Querejeta ("Siete mesas de billar francés"), Iciar Bolláin ("Mataharis") y Jaime Rosales ("La soledad").

Todos ellos eran recibidos por la presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Ángeles González Sinde, su directora general, Ana Arrieta, y el consejero de Cultura y Turismo de Madrid, Santiago Fisas.

Premio Segundo de Chomón

Durante la fiesta se entregó el Premio Segundo de Chomón que otorga cada año la Academia de Cine, y que ha recaído en un operador de cámara, algo inédito hasta ahora. Ricardo Navarrete se mostraba orgulloso por el galardón y reconocía no estar acostumbrado a colocarse delante de un enjambre de cámaras.

"He disfrutado tanto en esta profesión", afirmó este operador que ha trabajado con los directores españoles y extranjeros más importantes en más de 150 películas.

También por primera vez, la velada incluyó una cena en lugar de un cóctel, ya que, según la presidenta de la Academia, esta fiesta es una de las pocas oportunidades que tienen los profesionales del cine de encontrarse y pensó que lo mejor era sentarlos a todos en mesas para "celebrar que han hecho buenas películas".

Antes de la foto de familia, "presidida" por un sonriente Alfredo Landa, Goya de Honor y también candidato a la mejor interpretación masculina como protagonista por "Luz de domingo", la alfombra "verde" -que no roja- vio pasar, entre otros y con cuentagotas, al equipo de "El orfanato", con Juan Antonio Bayona, Belén Rueda, candidata a mejor actriz, y al pequeño Roger Princep.

Los grandes ausentes

Del ramillete que opta a mejores actrices no faltó Maribel Verdú, una de las protagonistas del año en el cine español, mientras que se ausentaron Blanca Portillo y Enma Suárez.

También entre las ausencias, Álvaro de Luna y Alberto San Juan, que se miden por el premio al mejor actor, con Landa y Tristán Ulloa, que sí asistió y que fue de los más solicitados, pues opta además, junto a su hermano David a mejor dirección novel, y a mejor guión adaptado por "Pudor".

No faltó ninguna de las aspirantes al premio a la mejor actriz revelación: Gala Évira por "Lola, la película"; Bárbara Goenaga por "Oviedo Express" de Gonzalo Suárez, también presente esta noche; Nadia de Santiago, por "Las 13 rosas" y Manuela Velasco por "Rec".

Nuria González y María Vázquez llegaron juntas y sonrientes a pesar de que compiten por el premio a la mejor interpretación femenina de reparto por su trabajo en "Mataharis".

La gala de los XXII Premios Goya tendrá lugar el 3 de febrero en el Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones de Madrid, dirigida -al igual que la pasada edición- por José Corbacho y Manel Iglesias, según recordó la directora de la Academia, Ana Arrieta, quien adelantó que será retransmitida por RTVE.