Ikea
Tienda de Ikea en Belfast, Irlanda del Norte. ARDFERN / WIKIMEDIA COMMONS

Ikea ha anunciado que dejará de vender productos de plástico de un solo uso, tanto en sus tiendas como en sus restaurantes, para el año 2020. La compañía internacional de muebles alude a su preocupación por los efectos de los residuos plásticos en el medio ambiente, e incluye entre los objetos que serán retirados pajitas para beber, platos, cubiertos y vasos de usar y tirar, o bolsas para congelación, que serán reemplazados por productos fabricados con materiales alternativos.

Un portavoz de la empresa citado por el diario británico The Guardian indicó que "todavía no tenemos todas las respuestas [sobre cómo se llevará a cabo el proceso], pero estamos trabajando con nuestros distribuidores para encontrar soluciones que resulten beneficiosas tanto para la gente como para el planeta".

La firma sueca ya se había comprometido anteriormente a retirar sus productos de plásticos producidos con petróleo, y ahora asegura que todos sus productos plásticos estarán fabricados con materiales reciclados para el año 2020.

El anuncio fue realizado durante una conferencia sobre sostenibilidad celebrada Älmhut (Suecia). Según indicó Torbjörn Lööf, consejero delegado de Inter Ikea Group, el objetivo de la empresa es también llegar a reducir en un 80% su huella ecológica para el año 2025,

El plástico representa el 95% de los residuos que flotan en el mar Mediterráneo, que alcanza "niveles récord de contaminación" proveniente de países como España, el segundo después de Turquía que vierte más restos de este material, según se desprende de un estudio hecho público este mismo jueves por WWF con motivo del Día Mundial de los Océanos.

Según el estudio, solo se recicla un tercio de los 27 millones de toneladas de residuos de plástico que se producen cada año en Europa y la mitad de este material acaba en los vertederos, mientras que los plásticos reciclados representan el 6% de todos los consumidos en Europa.

WWF insta a la adopción de un acuerdo internacional para alcanzar el 100% de plásticos reciclados y reutilizables en 2030, la prohibición de los de un solo uso o la inversión en innovación y diseño para un empleo del plástico más efectivo y sostenible.