Rajoy deja el relevo de Gobierno a los funcionarios de La Moncloa

El Rey, en Zarzuela, junto al Gobierno de Pedro Sánchez.
El Rey, en Zarzuela, junto al Gobierno de Pedro Sánchez.
EFE

El relevo entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchezestá siendo casi tan rápido como la nave que transportó a la Estación Espacial Internacional al ministro de Ciencia, Pedro Duque. Pero también discreto porque, a diferencia de 2011, ahora no ha habido tiempo, y todo apunta a que ganas tampoco, de que en La Moncloa se formara un equipo político para hacer el traspaso de poderes y de papeles a Sánchez.

Este procedimiento lo están llevando a cabo los mismos altos funcionarios que han trabajado en la Administración Rajoy y que seguirán bajo la batuta de su sucesor. Fuentes del Gobierno saliente explican que no ha habido tiempo. La moción de censura, aducen, precipitó los acontecimientos, con un cambio de presidente y la toma de posesión de sus ministros en apenas una semana. Además, la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría está ocupada en «recuperar su escaño».

Así, en 2018 no tendremos la foto que en 2011 mostró al equipo saliente, de José Luis Rodriguez Zapatero, y el entrante, de Rajoy, a ambos lados de una mesa. Sáenz de Santamaría y Ramón Jaúregui, entonces ministro de la Presidencia, han dejado paso a altos funcionarios.

En Presidencia permanecen algunos cargos eventuales que el mismo día que triunfó la moción de censura fueron incluidos en una lista de «imprescindibles» para garantizar el normal funcionamiento hasta que se instale un nuevo equipo confeccionado por Sánchez.

Visita a La Moncloa

El nuevo presidente visitó La Moncloa el mismo día que tomó posesión y tampoco entonces fue recibido por Rajoy, sino por la secretaria general de la Presidencia, María Rosario Pablos, y por la directora adjunta de su Gabinete, Cristina Isas, con las que visitó en compañía de funcionarios de carrera la residencia privada, el edificio del Consejo de Ministros o su despacho. Estas visitas pueden parecer rutinarias o traer consigo grandes oportunidades.

Le pasó a Jorge Moragas, que en 1996 era un joven diplomático destinado en La Moncloa a quien el equipo de Felipe González le encargó acompañar en el coche a José María Aznar, con quien empezó una própera carrera. En 2011 se convirtió en jefe de gabinete de Rajoy y hoy es embajador ante la ONU.

Los ministros se reúnen

Sánchez recorrió La Moncloa en un periplo similar al que sus ministros llevan días haciendo, incluso antes de que fuera oficial su nombramiento. El titular de Fomento, José Luis Ábalos, se reunió con su antecesor, Íñigo de la Serna, el jueves, un día antes del traspaso de carteras y recibió de él «un dossier con muchos temas pendientes».

Tampoco tardaron en ponerse manos a la obra en el Ministerio de Política Territorial y Función Pública que compartían Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro y ahora ocupa Meritxell Batet. El equipo del verdadero guardián del Ministerio, el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, se puso en contacto hace días con el de Batet para empezar un traspaso que durará todo el tiempo que sea necesario, porque Bermúdez de Castro tiene el teléfono abierto.

Tras recibir de Sáenz de Santamaría su cartera ministerial, Batet habló de las «circunstancias especialmente excepcionales» del cambio de Gobierno y agradeció «a todo el personal la buena disposición y lo fácil que nos han puesto las cosas».

Después de la llegada de los nuevos ministros, la vida en los ministerios tarda aún semanas en volver a su cauce. En este tiempo, conviven secretarios de Estado y directores generales del anterior Gobierno con miembros del nuevo.

Por eso es tan importante el Consejo de Ministros de hoy, el primero de Sánchez, del que se espera que salgan nombrados,si no la totalidad de los 25 secretarios de Estados que formarán el Ejecutivo, sí la mayoría para que la estructura del Gobierno central vaya volviendo poco a poco a la rutina.

De momento, ya se conoce el nombre del secretario de Estado de Comunicación. Será el periodista Miguel Ángel Oliver, con una dilatada experiencia en televisión en radio y que hasta ahora presentador de las noticias en Cuatro.

Iván Redondo, cancerbero del presidente

Sánchez ha prescindido de quien fue su jefe de gabinete en su larga travesía hacia La Moncloa, Juanma Serrano, y en esta nueva etapa ha nombrado al experto en comunicación política Iván Redondo.

Ubicuo en prensa y televisión en los últimos años por análisis que adaptaban la serie Juego de Tronos a la actualidad política española, también asesoró al PP.  Ahora, será quien abrirá y cerrará  la puerta de acceso al presidente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento