Ibercaja explora el "alma humana" con una exposición de Víctor Mira inspirada en los Disparates de Goya

  • Fundación Ibercaja inaugura este jueves la exposición 'Víctor Mira'. En torno a Goya, el quinto perro y los disparates', en el Museo Goya Colección Ibercaja-Museo Camón Aznar. Se compone de una selección de 36 obras, en su mayoría inéditas, de Víctor Mira e inspiradas en los Disparates de Goya, trabajos en los que ambos artistas "profundizan en el alma humana, en la violencia, en los vicios y errores" de las personas.
La muestra se podrá visitar en el Museo Goya hasta el 16 de septiembre
La muestra se podrá visitar en el Museo Goya hasta el 16 de septiembre
EUROPA PRESS

El director de la Obra Social de Fundación Ibercaja, Juan Carlos Sánchez; la responsable del Programa de Educación y Cultura de la entidad y coordinadora general de la muestra, Magdalena Lasala; la comisaria de la exposición, Lola Durán, y el director del legado de Víctor Mira, Pepe Navarro, han presentado en rueda de prensa esta nueva propuesta que acoge la sala de exhibiciones temporales del Museo Goya y que podrá visitarse hasta el 16 de septiembre.

Juan Carlos Sánchez ha explicado que esta exposición cierra un ciclo sobre la influencia del genio aragonés en los artistas contemporáneos. Se inició con 'Los Caprichos de Goya de Dalí', seguida por 'La Tauromaquia de Picasso' y 'Desastres de la Guerra. Jake & Dinos Chapman en torno a Goya'. Cada una de ellas ha recibido a más de 20.000 visitantes, por lo que cuando finalice este proyecto más de 80.000 personas habrán disfrutado de la visión que estos artistas tienen del trabajo del pintor de Fuendetodos.

Con motivo de este ciclo, además, se ha editado un libro sobre Goya y los grabados, que incluye el contenido de estas cuatro exposiciones, y se han incrementado las visitas a la página web y al canal de YouTube del Museo Goya, ha afirmado Sánchez. La web recibió en 2017 unas 42.000 visitas y este año ya ha alcanzado las 21.000, mientras que el canal de YouTube superó los 48.000 accesos el pasado año y ahora ya ha logrado 51.000.

Estas cifras confirman la acertada apuesta de Ibercaja de difundir la obra de Goya y conseguir vincular su nombre al de la entidad, ha manifestado el director de la Obra Social, al destacar que el ciclo termina con otro aragonés, Víctor Mira, que es "el que más se identifica con Goya y en el que se inspiró constantemente".

Magdalena Lasala ha observado que estos artistas coinciden en que indagan en las imágenes, los significados, los pensamientos y las percepciones vividas en torno a la obra de Goya y ha recordado que en este museo se exhiben todos los grabados del aragonés, por lo que el público pude comprar las series de Goya con las propuestas que plantean los creadores contemporáneos.

IMÁGENES ENIGMÁTICAS

La última gran serie de grabados creada por Goya fue la de Los Disparates. Comenzó a prepararla en 1816, pero debió de quedar sin concluir cuando marchó a Francia en 1824, ante la vuelta del absolutismo, tras el Trienio Liberal, ha indicado Lasala.

No pudo ver la luz en vida del artista y, de las 22 planchas que componen la serie, 18 fueron editadas en 1864 por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y las cuatro restantes se publicaron en París en 1877.

Los Disparates son unos grabados "difíciles de interpretar por sus enigmáticas imágenes y carecen de una unidad o lógica narrativa", ha apuntado Lasala, al advertir de que los temas que tratan ya habían sido abordados por Goya en Los Caprichos, pero aquí lo hace de forma dramática, grotesca y con un aire siniestro y tenebroso.

Es esta serie la que inspira el trabajo de Víctor Mira, la que "eligió para proclamar su admiración por Goya". La muestra se compone de 36 piezas "en su mayoría inéditas" y permite "poner frente a frente a dos potencias creadoras como son Goya y Mira", ha remarcado Lasala.

"ERA IMPRESCINDIBLE"

Por su parte, la comisaria de la muestra, Lola Durán, ha recordado que cuando se planteó este ciclo "salieron muchos nombres, porque la influencia de Goya en el arte contemporáneo ha sido profunda", si bien desde el principio se tuvo "claro" que Víctor Mira "era imprescindible" porque su trabajo está especialmente influenciado por el maestro de Fuendetodos y él mismo "reconoció su querencia y admiración por Goya", de quien dijo que "es el hombre que más quiero y admiro".

Respecto al título de esta muestra, 'Víctor Mira. En torno a Goya, el quinto perro y los Disparates', Durán ha detallado que el quinto perro se refiere a Víctor Mira, quien en 1991, en una carta a Antonio Saura, así se designaba a sí mismo.

En cuanto al tono azul con el que se ha decidido pintar las paredes de la sala de exposiciones temporales donde se exhiben las obras de Víctor Mira, la comisaria ha manifestado que es un homenaje al artista, a quien le "fascinaba el cielo de Zaragoza" y por eso se han elegido dos tonos de azul para las dos salas.

Lola Durán ha dicho de Goya y Víctor Mira que fueron artistas "transgresores" y ambos "profundizan en el alma humana, en la violencia, en sus vicios y errores" con unas obras en ocasiones grotescas y enigmáticas.

Entre las piezas que se muestran del artista zaragozano, ha destacado 'Goya en su tumba', en la que Mira recupera el autoretrato de Goya y lo sustituye por una calavera; también los comedores de patatas, que hace referencia a Goya y a una obra de Van Gogh en la que se puede ver a estas personas comiendo patatas en un extremo del cuadro, como esclavos, pero Mira los sitúa con la cabeza en alto, en un gesto de rebeldía.

Según el director del legado de Víctor Mira, Pepe Navarro, "él está muy bien representado aquí" y ha añadido que Mira "estaría orgulloso" de compartir espacio con las obras de Goya y cerca del río Ebro y del azul del cielo que tanto le gustaba.

"EL QUINTO PERRO"

Contemplando las piezas que se exhiben en la muestra se pueden apreciar los paralelismos entre ambos pintores que parten incluso de la coincidencia en buscar el aislamiento para sus momentos de creación, Mira en su taller para transformar la pintura en una experiencia mística y Goya en la Quinta del Sordo, para hacer frente a sus demonios.

Mira adopta la forma de trabajar de Goya, con un trazo libre, sintético y definido en sus dibujos que se centra en la expresión de las figuras que reflejan la ironía, el desprecio, la crítica, la incomprensión, la crueldad y la avaricia. Se trata de una pintura trágica en la que algunas obras realizadas en técnica mixta incluyen diferentes texturas con las que adquieren perfiles táctiles.

Un tema destacado en su obra es el de la "vanitas", que sigue la tradición de los maestros del siglo XVIII de situar el cráneo sobre la mesa y se convertirá en un referente de su obra. La necesidad de expresarse más allá del dibujo y de la pintura llevó a Víctor Mira a la escultura y la cerámica.

Sus trabajos se concentran en la expresividad del rostro y la espiritualidad es un elemento recurrente en su obra. Parte de la iconografía cristiana y adopta la cruz como elemento significativo, como una escalera por la que las almas ascienden a Dios, o como símbolo entre dos mundos. Sus personajes son la personificación del artista que puede ser santo, mártir y hereje. La exposición también incluye unos vinilos intercalados a lo largo del recorrido con textos escritos por Víctor Mira.

ACTIVIDADES

Este viernes comienzan las visitas guiadas que se realizarán de lunes a sábado, a las 10.00 y a las 17.00 horas, y los domingos y festivos a las 10.00 horas. Tienen una duración de 50 minutos y el precio es de 3 euros por persona.

Para niños a partir de 6 años acompañados de adultos se ha diseñado el taller 'El perro de Goya que encontró Víctor Mira'. Con una duración de 90 minutos, pueden participar grupos de hasta 25 personas y se realizará los sábados a las 12.00 y 18.00 horas y los domingos y festivos a las 12.00 horas, el precio es de 3 euros para niños hasta 12 años y de 5 euros para los adultos. Las inscripciones para el taller y las visitas guiadas pueden realizarse en la web 'museogoya@obrasocial.ibercaja.es' y llamando al teléfono 976 397 328.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento