Màxim Huerta: "Admiro a todos los deportistas, porque son superhéroes"

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta (d), y su antecesor en el cargo, el exministro de Educación, Cultura y Deporte, y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la ceremonia del traspaso de carteras.
El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta (d), y su antecesor en el cargo, el exministro de Educación, Cultura y Deporte, y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la ceremonia del traspaso de carteras.
Rodrigo Jiménez / EFE
El nuevo ministro de Cultura, Màxim Huerta, ha tomado posesión de su nueva cartera que ha recibido de manos de su predecesor, Íñigo Méndez de Vigo. En su discurso de toma de posesión, Huerta no ha eludido la polémica que se ha suscitado en las últimas horas por algunos mensajes suyos en las redes sociales. "No soy una persona deportista, no me gusta practicar el deporte, pero voy a amar el deporte y apoyar a todos los deportistas porque son héroes y heroínas", ha afirmado.

El nombramiento de Màxim Huerta ha sido, sin duda, uno de los más llamativos e inesperados del nuevo ejecutivo de Pedro Sánchez. Huerta, columnista de 20minutos, ya es el nuevo ministro de Cultura y Deporte.

Apenas una hora después de su nombramiento, el periodista hablaba en Radio Nacional de España, recordando un polémico tuit suyo del pasado en el que literalmente decía que odiaba el deporte. El valenciano explicó que "está mal entendido", porque "falta una parte de la frase" en la que dice que no le gusta practicar deporte, ya que es asmático.

Huerta dijo que ahora no se arrepiente de sus mensajes en Twitter pasados porque aún no los ha visto, pero cuando los vea "seguro" que se arrepentirá y "corregirá", aunque insistió en que su labor como ministro empieza a partir de hoy "con ganas y responsabilidad".

También aclaró que escribe en las redes sociales desde que eran "casi como un chat de amigos y sin saber la repercusión y sin saber que las cosas se podían utilizar".

Sobre sus prioridades al frente del ministerio citó cuestiones como cambiar la Ley de Mecenazgo, el Estatuto del artista o poner el IVA del cine "a niveles europeos". "La cultura es un tesoro, no podemos menospreciarlo", advirtió, y añadió que hay que prestarle atención tanto a los creadores como a los que quieren a acceder a esa cultura que es lo que hace a la gente "libre y además felices".

Además, confesó que no se esperaba la llamada de Pedro Sánchez para ofrecerle dirigir un ministerio. "Si dijera que lo espera sería un arrogante, y no lo soy, sigo siendo un chaval de pueblo que ha trabajado y ha llegado hasta aquí", dijo tras afirmar que es el momento de aceptar el reto "de forma positiva y con compromiso".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento