El Gobierno de Pedro Sánchez ya está en marcha. El socialista lo presentó este miércoles por la tarde en la Moncloa, tras reunirse con el rey. En el nuevo Consejo de Ministros, confeccionado en tiempo récord, se aprecia el deseo de satisfacer equilibrios e integrar perfiles con capacidad técnica de ejecutar las prioridades políticas del Ejecutivo. Es, por ejemplo, el primer gabinete con más mujeres que hombres de la democracia española. Hay, además, ministros con experiencia de Gobierno, otros con amplia trayectoria en instituciones europeas, e incluso algunos fichajes inesperados, como el juez Fernando Grande-Maslaska, ministro de Interior; el astronauta Pedro Duque, de Ciencia; y el del periodista y escritor Màxim Huerta, de Cultura.

La portavoz será la bilbaína Isabel Celaá, consejera vasca de Educación y Universidades con Patxi López (2009-2012). La única vicepresidenta, Carmen Calvo, doctora en Derecho Constitucional y que negoció con el Gobierno de Rajoy los detalles de la aplicación del 155 en Cataluña. Ella llevará, además, la relación con las Cortes y pilotará el Ministerio de Igualdad, que reaparece ahora tras una breve existencia, de 2008 a 2010, con Zapatero.

La igualdad fue uno de los valores que priorizó el presidente en su declaración, en la que no hubo preguntas. "Este nuevo Gobierno está comprometido con la igualdad de manera inequívoca", apuntó. Además, se refirió a las manifestaciones del 8 de marzo: "España cambió el 8M, hubo un antes y un después. El Gobierno es fiel reflejo de ese movimiento".

Más ministros, múltiples retos

El gabinete del PSOE crece con respecto al de Rajoy: pasa de 13 a 17 carteras, pues recupera las de Cultura, "que nunca debió ser suprimida, porque representa una fuente de riqueza intelectual, espiritual y económica", según Sánchez; Ciencia e Industria, además de crear un gran Ministerio para la Transición Ecológica, con amplias competencias y liderado por Teresa Ribera, que perfilará "políticas para un futuro sostenible".

Sánchez no desperdició la ocasión de reiterar el talante dialogante de su Ejecutivo. La política es "una etapa en la vida personal" que "exige escuchar, dialogar y consensuar con el que piensa distinto", subrayó. Entre los principales retos que tendrá su equipo está normalizar las relaciones con la Generalitat de Cataluña, tarea que asumirá con especial intensidad la ministra para la Política Territorial y la Función Pública, la diputada catalana Meritxell Batet.

También hizo hincapié en la vocación "europeísta" de su Gobierno, en contraste con el nuevo Ejecutivo italiano, formado la semana pasada y compartido por la extrema derecha y los populistas. Sánchez no hizo mención a esa coincidencia, pero dejó claro que para España "Europa es la nueva patria", un espacio que hay que "fortalecer" y en el que, a priori, se moverán bien ministros como Josep Borrell (Exteriores), Nadia Calviño (Economía) y Luis Planas (Agricultura), todos con amplia experiencia la UE.

La igualdad, el diálogo y Europa estuvieron presentes en el discurso del socialista, que se marcó ambiciosos objetivos para su mandato: modernizar España, impulsar el "crecimiento sostenible" con la ciencia "como motor", reconstruir la "cohesión territorial", "fortalecer el proyecto nacional reconociendo su diversidad", luchar "contra todo tipo de desigualdades", "regenerar la vida pública" y "combatir la corrupción". En definitiva, sintetizó, "hacer de España un país mejor", trabajando para ello con "realismo y ambición".

Los ministros toman ese jueves posesión del cargo y se reúnen por primera vez este viernes. Se enfrentan a dificultades como los apenas 84 diputados del PSOE en el Congreso y a un horizonte temporal incierto: el Gobierno echa a andar mediada la legislatura y sin fecha para las elecciones. Sánchez, este miércoles, no mencionó siquiera la posible data: se limitó a decir que todo el Ejecutivo trabajará con intensidad los "próximos meses". Y agradeció a quienes han aceptado acompañarle, a quienes definió como "líderes en sus respectivos ámbitos", que hayan aparcado sus "prestigiosas carreras" para "servir a los españoles".

  • LA CLAVE. El Ejecutivo del PSOE coge ritmo:

Promesa o jura. Los ministros prometerán o jurarán sus cargos este jueves. En los próximos días deberán trabajar en el traspaso de poderes, en contacto con sus predecesores.

Primer Consejo. Este viernes se reunirá por primera vez el Consejo de Ministros en la Moncloa. Será entonces cuando el Gobierno tome sus primeras decisiones.

Nombramientos. El organigrama del Ejecutivo se completará con la elección de altos cargos, como los secretarios de Estado. Miguel Ángel Oliver será el de Comunicación.

Encuesta

¿Qué te parece el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez?

Bien, ha escogido a las personas adecuadas para liderar el país.
65,75 % (14891 votos)
Mal, no tienen la preparación adecuada para gobernar.
4,88 % (1105 votos)
Debería haber convocado elecciones.
29,37 % (6652 votos)