Evasión o victoria
Pelé en 'Evasión o victoria' (1981) que protagonizaron Michael Caine y Sylvester Stallone Fox

La pasión futbolera vuelve a desatarse con el Mundial de Rusia. Millones de aficionados reunidos ante las pantallas para un evento que no suele ser precisamente amistoso con las salas de cine. Calor y fútbol restan espectadores, por ello algunos cines incluso optan para aprovechar sus infraestructuras y retransmitir en directo algunos de los partidos más esperados.

Para quien prefiera sumergirse en las ficciones sin dar de lado al deporte rey, el pasado viernes 8 de junio se estrenó una comedia argentina de título explícito: El fútbol o yo. La historia de un adicto, las 24 horas del día si pudiera y para ver toda clase de encuentros, de cualquier equipo o nacionalidad. Solo que ello le pasará factura con su pareja y vida familiar. Adrián Suar y Julieta Díaz (Refugiado) son sus protagonistas.

Habrá que esperar algo más, hasta el 24 de agosto, para otra propuesta, esta de producción española y corte familiar. Se trata de Los futbolísimos. Es la adaptación de la novela El misterio de los árbitros dormidos, el primero de los libros de la serie Los Futbolísimos escrita por Roberto Santiago, y con sus jóvenes jugadores dispuestos a investigar que hay detrás de la extraña maldición que puede hacerles descender de categoría.

Para quien desee recordar películas españolas estrenadas en los últimos años cabe recordar En fuera de juego (2011) y El penalti más largo del mundo (2005), ambas protagonizadas por Fernando Tejero. También Días de fútbol (2003) en torno a un grupo de treintañeros dispuestos a reunirse para volver a formar el equipo con el que tanto disfrutaron en sus años mozos; o Salir pitando (2007) con Guillermo Toledo, Javier Gutiérez y Antonio de la Torre y que se centró en la figura más polémica y "odiada" de un encuentro, los árbitros. Más socialmente comprometida era la coproducción con Portugal Diamantes negros (2013) con dos jóvenes africanos como protagonistas y, siguiendo una línea también familiar, El sueño de Iván (2013).

Buceando entre nuestros clásicos en blanco y negro, dos títulos emblemáticos de los 50. Once pares de botas (1956) fue una comedia crítica y costumbrista, y El fenómeno un divertido entretenimiento con un estirado catedrático de universidad confundido con una estrella del balompié. Fernando Fernán Gómez era su estrella en la pantalla.

La emoción y la pasión nos puede conducir a identificarnos en más de un aspecto con los protagonistas de otra buena comedia, La gran familia española (2013) de Daniel Sánchez Arévalo. En aquella ocasión ni la celebración de una boda, ni las tribulaciones de sus protagonistas podían frenar las ansias por ver la final del Mundial de Sudáfrica, en 2010, y en la que la selección Española se proclamó ganadora.

¿Evasión o victoria?

Una de las mejores películas es la película húngara de 1963 Match en el infierno de Zóltan Fábri. Transcurría en un campo de concentración nazi en el que los oficiales alemanes deciden organizar un partido de fútbol, enfrentándose a un equipo de reclusos húngaro (país que había sido subcampeón de la Copa del Mundial en 1938), para celebrar el cumpleaños de Hitler.

Al principio, los prisioneros piden más comida y privilegios para prepararse, mientras planean escaparse, pero al final se debatirán con la oportunidad de ganar a los alemanes, aunque sea en un terreno de juego. Mucho más conocida es otra propuesta inspirada en esta premisa, la de Evasión o Victoria (1981) de John Huston.

Evasión o victoria (1981)

La protagonizaron Michael Caine y un Sylvester Stallone que por entonces tenía 34 años, y entre los cameos de lujo nada menos que Pelé, considerado entonces el mejor jugador del mundo. Una buena muestra de épica y deporte y uno de los clásicos que ha perdurado durante el tiempo.

Entre las más recordadas de los últimos años tendríamos Quiero ser como Beckham con una muchacha hindú cuyo sueño es triunfar en el fútbol y coprotagonizada por Keira Knightley; o ¡Goool! (2006) en la que aparecieron Messi, Zidane, Iker Casillas, Beckham o Ronaldinho entre muchos otros. Buscando a Eric (2009) contó con el francés Eric Cantona.

Hooligans (2005) se infiltraba en los aficionados más violentos y la también británica The Damned United (200) en los entresijos de los entrenadores. El centrocampista británico Vinnie Jones también hizo una pequeña carrera como actor, entre otros títulos en Mean Machine (2001), con fútbol entre rejas, o su debut en Lock & Stock (1998) de Guy Ritchie.

Más emotivas eran La copa (1999) ambientada entre los monjes del Himalaya, El milagro de Berna (2003), El sueño de Jimmy Grimble (2000) o la argentina Drama sobre el césped (Pelota de trapo, 1948). Y mucho más desmadrada Shaolin Soccer (2017), desde Hong Kong y mezclando fantasía, fútbol y artes marciales. Además, una pequeña joyita de la animación, Futbolín (2013) del argentino Juan José Campanella.

Jugando en otra liga

Cameos de futbolistas en la saga Torrente

Torrente 3: El protector

José Luis Torrente no perdió la oportunidad de fichar a famosos futbolistas para sus películas. Casillas, Guti, Iván Helguera y Fernando Torres (en Torrente 3: El protector), el Kun Agüero, Arbeloa, Higuaín y Ramos (en Torrente 4: Lethal Crisis),

David Beckham

Rey Arturo: La leyenda de Excalibur

En Operación U.N.C.L.E. (2015), el británico intervino como proyeccionista de diapositivas en una oscura sala de la KGB en Moscú; y con el rostro desfigurado en Rey Arturo: la leyenda de Excalibur (2017), en la escena de la mítica espada clavada en la piedra. Las dos dirigidas por su compatriota Guy Ritchie.

Andrés Iniesta

¿Quién mató a Bambi?

Junto al actor Ernesto Alterio realizó un publicitado, en su momento, cameo en ¿Quién mató a Bambi? (2013), una comedia negra de suspense dirigida por Santi Amodeo. Iniesta también se estrenó como actor de doblaje en la animación de ¡Piratas! (2012).

Neymar

xXx: Reactived

Tuvo un cameo en una escena en una cafetería, junto a Samuel L. Jackson, demostrando su habilidad y puntería con el pie para deshacerse de un atracador. Fue en xXx: Reactived (2017), en la que Vin Diesel interpretaba de nuevo al agente Xander Cage.

Zinédine Zidane

Astérix en los Juegos Olímpicos

En una de las adaptaciones en imagen real de las historietas creadas por René Goscinny y Albert Uderzo el francés apareció, brevemente, encarnando a un egipcio que, y cómo no podía ser menos, era un crack del balón. Fue en Astérix en los Juegos Olímpicos (2008).