Cambios de residencias entre comunidades autónomas para lograr una menor tributación efectiva
Los cambios de residencias entre comunidades autónomas hay que tenerlos en cuenta en la declaración de la renta. Pixabay

A la hora de realizar la declaración de la renta, según el manual de la Agencia Tributaria, se considera que un ciudadano español es residente en la comunidad autónoma donde haya pasado el mayor número de días del año.

En el caso de que el cambio de residencia a otra comunidad autónoma tenga por objeto lograr una menor tributación en el IRPF pero no se haya producido dicho cambio a efectos fiscales, el contribuyente tendrá que presentar las autoliquidaciones complementarias junto con los intereses de demora.

Las autoliquidaciones complementarias tienen la finalidad de regularizar, mediante la presentación del documento, los errores cometidos en declaraciones ya presentadas que hayan motivado la realización de un ingreso inferior al que hubiera correspondido o la realización de una devolución superior a la procedente.
Tal y como queda reflejado en el artículo 72.3 de la Ley del IRPF, se presumirá, salvo que la estancia en la nueva residencia se prolongue durante al menos tres años, que no ha existido cambio, en relación al rendimiento cedido del IRPF, cuando concurran las siguientes circunstancias:

  1. Que en el año en el cual se produce el cambio de residencia o en el siguiente, la base imponible del IRPF sea superior en, al menos, un 50 por 100 a la del año anterior al cambio. En caso de tributación conjuntas se determinará de acuerdo con las normas de individualización.
  2. Que en el año en el cual se produce la situación explicada en el párrafo anterior, su tributación efectiva por el IRPF sea inferior a la que hubiese correspondido de acuerdo con la normativa aplicable en la Comunidad Autónoma en la que residía con anterioridad al cambio.
  3. Que en el año siguiente en el cual se produce la situación explicada en el párrafo primero, vuelva a tener su residencia en la comunidad autónoma en la que residió con anterioridad al cambio.

El plazo de presentación de estas autoliquidaciones complementarias finaliza el mismo día que concluya el plazo de presentación de la declaración por el IRPF. Para estos supuestos el contribuyente deberá marcar la casilla114 del apartado de "Declaración complementaria".