El 70% de las personas atendidas por la Cruz Roja de Catalunya sufre pobreza crónica

  • Entre ellas hay un 81% de familias con hijos a cargo, de las que una de cada cuatro son monoparentales.
    • Una de cada tres de las personas que necesitaban ayuda de la entidad en 2017 ya no la precisan.
    • Personas atendidas por la Cruz Roja cuentan a 20minutos.es su situación.
    La Cruz Roja de Catalunya ha presentado un estudio.
    La Cruz Roja de Catalunya ha presentado un estudio.
    EUROPA PRESS

    "Hay menos extensión de la pobreza pero mucha más profundidad", ha señalado este miércoles Enric Morist, coordinador de la Cruz Roja en Catalunya. Lo ha dicho durante la presentación de un estudio de la organización, que aunque muestra que una de cada tres de las personas que necesitaban ayuda de la entidad en 2017 ya no la requieren (36%), también refleja que el 70% de los atendidos son pobres crónicos. Esto significa que se han encontrado en situación de pobreza durante el año actual y dos de los tres años anteriores.

    "Tenemos que dar esperanza porque ha pasado lo peor", ha apuntado Morist, pero sin embargo ha hecho hincapié en que la mayoría de los que ya no necesitan a la entidad se encuentran en un estado muy frágil y pueden volver a precisarla en un futuro. Son personas, ha afirmado, que sufren una "pobreza intermitente".

    Ha subrayado también que entre el 70% de atendidos que son pobres crónicos hay un 81% de familias con hijos a cargo y que estos tienen un "riesgo de pobreza hereditaria". Además, una de cada cuatro de las que tienen niños son monoparentales, en su mayoría encabezadas por madres en solitario con dificultades para acceder al mercado laboral por razones de conciliación.

    Las personas de 60 años o más son las que padecen pobreza crónica más habitualmente (la sufren el 84,85% de los atendidos de esta edad), seguidas de las que tienen entre 50 y 59 años (73,58%).

    Del total de residentes en Catalunya a los que la Cruz Roja presta ayuda por su vulnerabilidad económica (más de 20.000 en 2017), los de entre 30 y 39 años son el colectivo más numeroso (34,5%) y en segundo lugar se encuentran los de 40 a 49 (23,3%).

    En cuanto a los ingresos de los atendidos, el estudio señala que predominan las familias que reúnen entre 301 y 600 euros mensuales (30,8%) y que a continuación están las que suman de 801 a 1.000. Las que ingresan más de 1.000 euros son el 15% y las que no tienen ningún ingreso, el 12,5%. El 42,5% de la renta familiar de los atendidos procede de prestaciones. El informe también muestra que el 38% de los hogares tiene más gastos que ingresos y el 18%, una proporción igual de los primeros y de los segundos.

    Refleja, además, que el 79,3% de las familias a las que ayuda la Cruz Roja no tiene dinero para mantener una temperatura adecuada en su casa, que el 97,5% no es capaz de asumir gastos inesperados y que para el 45,8% no es posible pagar el alquiler o la hipoteca.

    Sobre la aplicación de la Renta Garantizada de Ciudadanía, apunta que el 57,5% de las personas atendidas no la conoce y que solo el 10% la recibe. Morist lo ha atribuido a que es "muy incipiente" pero ha reclamado "más agilidad en la respuesta".

    El nuevo objetivo de la Cruz Roja de Catalunya, ha anunciado, es "llegar a menos personas pero con más profundidad".

    Acudieron a pedir ayuda a la Cruz Roja y hablan de su situación

    Mario Arnaldo, 75 años, jubilado

    "Hasta hace poco mi mujer y yo teníamos que vivir con los 280 euros de mi pensión y pagamos un alquiler de 200 euros. Ha llegado un momento en que las ayudas de la Cruz Roja ya no se ajustan a lo que necesitamos porque estamos los dos enfermos y muchos alimentos los tenemos que comprar en establecimientos especializados".

    Mario Arnaldo
    Mario Arnaldo

    Immaculada Carrasco, 55 años, teleoperadora de la Creu Roja

    "He trabajado como educadora infantil y administrativa, me quedé en paro y la Cruz Roja me ofreció un contrato de tres meses como teleoperadora. Necesito un empleo con más continuidad porque tengo dos hijos de 15 y 23 años y mi familia es monoparental, pero tengo una edad difícil para encontrarlo. ¿Qué pasará si no lo logro?".

    Immaculada Carrasco
    Immaculada Carrasco

    Raquel Lara Conejo, 32 años, parada

    "La casa se me cae encima. Como no trabajo solo hago que pensar y entro en un bucle porque solo me fijo en lo que no puedo ofrecer a mis hijos. Si voy al cine con ellos o con mis amigos, esa semana me quedo sin comer".

    Bianca Uribarri, 40 años, camarera de un hotel

    "Me ha costado llegar aquí. Estaba en un pozo sin salida. Mi madre estaba enferma y yo no tenía trabajo. Mi motor fueron mis hijos. El trabajo me ha ayudó a salir de la depresión. Es difícil, pero si te dan la mano, se sale".

    Bianca Uribarri
    Bianca Uribarri

    Katherine Gamba, 30 años, parada

    "Tengo un hijo de ocho meses y mi marido y yo estamos esperando a tener la documentación para poder trabajar en verano, que es cuando hay más opciones. No nos llega para poder pagar el alquiler y comer todos".

    Katherine Gamba
    Katherine Gamba
    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento