Los Premios Goya, año a año

  • Recorrido por las 21 ediciones de los Premios Goya.
  • Lo más interesante de cada edición.
Fernán Gómez, Penélope Cruz y Francisco Rabal.
Fernán Gómez, Penélope Cruz y Francisco Rabal.
ARCHIVO

Si los Estados Unidos tienen sus Oscar, Francia los César y Gran Bretaña los BAFTA... ¿por qué no premiar de algún modo el cine español? Con esa premisa la Academia del Cine español crea en 1986 sus premios, que bautiza con el nombre del pintor. Meses después, el 16 de marzo de 1987, el madrileño Teatro Lope de Vega se convierte en escenario de la primera entrega.

Historia de los Goya1987, el galardón imposible
La primera edición trae grandes películas, pero mala imagen. El premio, un enorme busto de Goya, es enorme y muy, muy pesado. Los ganadores apenas pueden sostenerlo en sus manos y son varias las estanterías que caen derrotadas. El diseño de Miguel Ortiz Berrocal sólo dura un año; su sustituto, más manejable y sencillo, llega
hasta nuestros días. El autor: José Luis Fernández. Con sólo tres candidatos por premio, El viaje a ninguna parte de Fernando Fernán Gómez es la gran triunfadora de la primera edición.

1988, el doble premio de Verónica

Fernando Rey repite como presentador y Rafaela Aparicio recibe el Goya de Honor. El bosque animado es la mejor película y su protagonista, Alfredo Landa, el mejor actor, aunque José Luis Garci, por Asignatura aprobada resulta el mejor director. Verónica Forqué sale muy contenta: La vida alegre y Moros cristianos le dan los premios como mejor actriz principal y de reparto.

Historia de los Goya1989, Almodóvar y su ataque de nervios
Verónica Forqué y Antonio Resines conducen la ceremonia, ahora con cinco candidaturas por premio. Mujeres al borde de un ataque de nervios es la película del año, pero Almodóvar se conforma con el Goya al mejor guión y es que Gonzalo Suárez, con Remando al viento, le arrebata el premio.

1990, Trueba se vuelve loco

De nuevo la actriz ganadora el año anterior, Carmen Maura, presenta la entrega, ahora con Andrés Pajares a su lado. Trueba sube varias veces al escenario con El sueño del mono loco, y el entonces desconocido Juanma Bajo Ulloa gana el premio al mejor cortometraje de ficción.

1991, trece de quince

Vuelven los tres candidatos y se recuerda una película: Ay Carmela, de Carlos Saura, que gana trece de los quince premios a los que aspira. De nuevo, el mejor cortometraje de ficción es obra, aunque compartida, de un nombre conocido en años venideros: Gracia Querejeta.

1992, Bajo Ulloa se consagra

Amantes y su director, Vicente Aranda, se llevan los respectivos Goyas, en unos premios muy repartidos. Bajo Ulloa gana el mejor director novel y guión original, mientras El rey pasmado y Beltenebros acumulan galardones técnicos.

1993, aplastante Belle Époque

El maestro de esgrima llega con más candidaturas que nadie, pero Belle Époque será la triunfadora del año. Alfredo Landa es el mejor actor, sin embargo, resulta la edición con más caras nuevas: las Vacas de Medem, Acción Mutante de De la Iglesia y El columpio de Fernández Armero.

1994, Rosa María se lo guisa y Sardá se lo come

Rosa María Sardá sustituye a Imanol Arias en la presentación de una gala que homenajea a Tony Leblanc. Berlanga acumula estatuillar con Todos a la cárcel, Tirano Banderas colecciona premios técnicos y Santiago Segura recoge el reconocimiento al mejor corto con Perturbados. Sardá presenta y gana como mejor actriz de reparto.

1995, Goyas contados

Es el año de Imanol Uribe y sus Días contados: mejor película y mejor director, premios a Carmelo Gómez, Javier Bardem y Ruth Gabriel y varios Goyas más. La Cuadrilla, Saturnino Gómez y su "Justino" también pasan a la historia y Javier Fesser, con Aquel ritmillo, se lleva el premio al mejor corto.

1996, el año de la bestia

Nadie hablará de nosotras gana ocho premios, presentan Verónica Forqué y Javier Gurruchaga. Álex de la Iglesia, con El día de la bestia, se lleva abundantes galardones, alguno de ellos de la mano de Santiago Segura, como actor revelación.

1997, Amenábar ha llegado

Pilar Miró dirige la gala y gana como mejor dirección, pero es el año de un debutante, Alejandro Amenábar, que, con Tesis suma una importante colección de premios. Juan Carlos Fresnadillo se lleva los aplausos al mejor corto de ficción.

1998, homenaje a Rafael Azcona

Presenta El Gran Wyoming y dirige Isabel Coixet, el histórico guionista Azcona se lleva el Goya de Honor y La buena estrella, de Ricardo Franco, gana los dos premios principales. El mejor director novel es Fernando León por Familia y Achero Mañas, otro futuro ganador, gana entre los cortometrajes.

1999, la niña de mis Goyas

Rosa María Sardá vuelve a presentar y Abre los ojos cierra la noche con diez candidaturas y ningún premio. La niña de tus ojos es la mejor película, pero Fernando León, por Barrio, es el mejor director, en unos premios muy repartidos a los que también accede Miguel Albadalejo con La primera noche de mi vida.

2000, de mudanza

Por primera y única vez, los premios se entregan en Barcelona, con Antonia San Juan, que aspira a ser la mejor actriz secundaria, como conductora. Almodóvar y Todo sobre mi madre triunfan, pero Solas, del debutante Benito Zambrano, se lleva también varios galardones. San Juan se queda sin premio, pero aguanta con estoicismo hasta el final de la gala.

Historia de los Goya2001, que no sea por presentadores
Por el escenario desfilan casi más conductores (seis: María Barranco y José Coronado, Loles León e Imanol Arias y Concha Velasco y Pablo Carbonell) que premiados y El bola, del debutante Achero Mañas, da la sorpresa imponiéndose a las cintas de consagrados como Borau, Garci o De la Iglesia.

2002, entre locas

Esta vez Sin noticias de Dios, once candidaturas y ningún Goya, es la perdedora, Juan Antonio Bardem, el Goya de Honor, y Amenábar, con Los otros, el triunfador indiscutible de la noche, aunque Nicole Kidman -que no asistió- es derrotada por Pilar López de Ayala en la categoría de mejor actriz. Sardá vuelve a presentar y a ganar como secundaria.

Historia de los Goya2003, los Goya más guerreros
Fue el año del 'No a la guerra': la invasión de Irak, la presentación de Animalario y el posicionamiento político del mundo del cine traen la polémica. En medio del revuelo es homenajeado Manuel Alexandre y Los lunes al sol acumula premios.

2004, te doy mis Goyas

Es homenajeado otro actor veterano, Héctor Alterio, y la gran vencedora es Iciar Bollaín, que, con Te doy mis ojos se lleva Goyas a la película, dirección, actor, actriz o guión. La pelota vasca, documental de Julio Medem sobre el "problema vasco", vuelve a provocar la polémica, aunque la cinta no ganó ningún premio.

2005, un mar de premios

Mar adentro era favorita... y arrasó. Catorce de sus quince candidaturas recibieron premio, con Goyas para los actores principales y el reconocimiento a las muchas virtudes -guionista o compositor- del polifacético Alejandro Amenábar.

Historia de los Goya2006, veinte años no es (casi) nada
Isabel Coixet y La vida secreta de las palabras acumulan premios y José Corbacho, que en 2007 y 2008 conduce la gala, es el mejor director novel (compartido) por Tapas.

2007, ¿dónde está Pedro?

Almodóvar y Volver ganan abundantes premios, pero es Penélope Cruz la que tiene que dar la cara, porque el director no aparece. Actrices como la citada Cruz, Carmen Maura o la joven Ivana Baquero son protagonistas en un año marado también por el éxito de El laberinto del fauno.

2008 David contra Goliat

La 22ª ceremonia de los Goya volvió contar con Corbacho como presentador, que se atreve con todos: a Belén Rueda la llamó Belén Esteban ¿por equivocación? El Orfanato partía como favorita con catorce nominaciones y ganó siete  Goyas, aunque ninguno fue de los llamados "importantes". La sorpresa de la noche fue La soledad de Jaime Rosales que logró el Goya a la mejor película y a la mejor dirección. Las 13 rosas, que partía con catorce candidaturas, se quedó con cuatro.

MÁS REPORTAJES, ENTREVISTAS, NOTICIAS Y VÍDEOS SOBRE LOS PREMIOS GOYA EN NUESTRO ESPECIAL

Mostrar comentarios

Códigos Descuento