El PP anuncia un Congreso Extraordinario y confía en resolver su liderazgo antes de agosto

El expresidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy.
El expresidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy.
EFE

El presidente del PP y expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció este martes ante el Comité Nacional del PP que da un paso atrás, renuncia a seguir encabezando a los conservadores y propone convocar un Congreso Extraordinario que elegirá a un nuevo líder y a una nueva dirección.

"Es lo mejor para mí y para el PP (...), y creo que también para España", argumentó Rajoy, visiblemente emocionado, ante la plana mayor del PP, que recibió su anuncio con aplausos. En palabras del todavía presidente popular, del cónclave saldrá una dirección que abrirá "una nueva etapa" con "más ilusión que nunca".

Ahora será la Junta Directiva del PP la que tendrá que convocar el Congreso Extraordinario. A la Junta, además, le corresponde aprobar el reglamento y el horario del Congreso, y delegar en una Comisión los trabajos de organización. Fuentes del PP confían en que el proceso de renovación pueda culminar antes de agosto.

Los tiempos del PP para su renovación

Precisamente sobre los plazos, el artículo 32 de los estatutos del PP fija que "el plazo mínimo que habrá de mediar entre la fecha de la convocatoria y la de celebración será de mes y medio si se trata del Congreso Nacional". Con esos plazos, el cónclave no podría celebrarse antes de finales de julio.

Sin embargo, el apartado tercero de ese mismo artículo abre la puerta a acelerar los plazos en caso de "urgencia" extraordinaria. Así "el Congreso Nacional Extraordinario podrá ser convocado, en casos de excepcional urgencia, con tal solo treinta días de antelación", explican los estatutos.

Para que se pueda realizar esta convocatoria exprés, el texto de la convocatoria del cónclave conservador debería hacer constar expresamente "el motivo de convocar" el congreso y "las causas que fundamentan la urgencia".

Un nuevo partido para un nuevo escenario

Esas causas excepcionales, en este caso, podrían aludir al paso atrás anunciado por Rajoy y la necesidad de adaptar el PP al nuevo tiempo político marcado por la Presidencia de Pedro Sánchez, que prometió su cargo el pasado sábado tras prosperar un día antes su moción de censura.

En su intervención, Rajoy no detalló los plazos que propondrá a los conservadores para renovar el partido. Con los estatutos en la mano, el Congreso se celebraría, como pronto, a principios de julio, y dejaría el PP listo para afrontar el nuevo curso político a la vuelta del verano.

Al citado Congreso le corresponderá aprobar o censurar la actuación de la dirección saliente, aprobar o modificar la normativa interna, conocer las cuentas el partido, debatir y adoptar documentos programáticos, elegir al nuevo presidente del partido y nombrar a la nueva cúpula, entre otras tareas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento