Un picudo rojo
Instantánea de un picudo rojo. ARCHIVO

El escarabajo picudo rojo es el enemigo número uno de las palmeras. El insecto coloniza los ejemplares y, si no se pone remedio, los mata poco a poco desde dentro. Para evitarlo y combatir el insecto, el Ayuntamiento de València, a través de la Delegación y del Organismo Autónomo de Parques y Jardines, ha tratado en lo que llevamos de año 5.086 palmeras. Del total, 4.814 han recibido tratamiento preventivo, mientras que 272 están en proceso curativo.

Así lo ha explicado la concejala de Parques y Jardines, Pilar Soriano, que ha recordado que los tratamientos preventivos, que se aplican para evitar que las palmeras se infecten del escarabajo, se realizan cuatro veces al año, mientras que el curativo, para aquellos ejemplares que están infectados, se hace una vez al mes.

La Concejalía programa de manera anual un plan de tratamientos preventivos en todas las palmeras canarias de la ciudad, además de las datileras de más de 12 metros de altura, según el Plan de Actuación Local para el control del Rhynchophorus ferrugineus, nombre científico del insecto.

Por otro lado, durante el 2017 se realizaron los cuatro tratamientos preventivos completos a 5.175 palmeras, a las que se añaden 410 tratamientos adicionales en jardines donde existía riesgo de infección. También durante el pasado ejercicio recibieron tratamientos curativos 154 ejemplares, mientras que los técnicos identificaron 80 nuevos casos de picudo rojo en los diferentes palmerales de la ciudad.

La edil Pilar Soriano aseguró en su día que el plan de tratamiento contra el escarabajo picudo "ha tenido muy buenos resultados" en las palmeras de València.

Consulta aquí más noticias de Valencia.