Toshiba
Una imagen de publicidad de Toshiba en Times Square (NY, EE UU). GTRES

Toshiba anunció la venta del 80,1 % de las acciones de su filial de producción de ordenadores, Toshiba Client Solutions (TCS), a su competidora Sharp por 4.005 millones de yenes (31 millones de euros/36 millones de dólares).

Los grupos tecnológicos firmaron el acuerdo, que esperan completar el 1 de octubre, y que incluye la transferencia al grupo Sharp de varias filiales internacionales de Toshiba vinculadas a su rama de ordenadores, según explicó la compañía en un comunicado.

Pese a la venta, Toshiba "seguirá proporcionando licencias de marca para los productos de ordenadores y equipamiento diseñados, fabricados y vendidos por TCS", añadió el conglomerado en el texto.

Los inversores de la Bolsa de Tokio acogieron con entusiasmo el anuncio de la venta, y a las 12.45 hora local (3.45 GMT) los títulos de Sharp subía un 2,95% y las de Toshiba un 1,34%.

La operación forma parte del proceso de reestructuración que la compañía con sede en Tokio emprendió en 2017 para sanear sus cuentas tras las pérdidas masivas que registró a raíz de la quiebra de sus operaciones nucleares en Estados Unidos que también la condujo a desprenderse de su rentable rama de chips, Toshiba Memory.

La venta a un consorcio empresarial de Estados Unidos y Corea del Sur se completó el pasado viernes tras meses de obstáculos, desde riñas entre socios hasta la demora de las autoridades antimonopolio.

Sharp abandonó el negocio de los PC en 2010, pero tras ser adquirida en 2016 por la taiwanesa Hon Hai (también llamada Foxconn y conocida por ser el fabricante de los principales dispositivos de Apple) busca volver a diversificar sus operaciones.