Investigación sobre el cáncer de mama
Una especialista trabajando con un mamógrafo digital. JCCM

Un tratamiento de inmunoterapia con células T ha logrado, por vez primera, la eliminación total de células cancerígenas de una paciente con cáncer de mama, según ha publicado este lunes la revista científica 'Nature'.

Steven A. Rosenberg, investigador responsable del estudio y del Instituto Nacional de Salud en Bethesda (Maryland, Estados Unidos), y sus compañeros, lograron aislar y reactivar células T propias del cáncer de una sola paciente cuyo tumor, que estaba en estado de metástasis, estaba progresando pese a varias líneas de terapia.

Los autores del artículo publicado en 'Nature' han detallado las características de las células cancerígenas dirigidas, lo que ha provocado una alta estimación de probabilidades de éxito de esta terapia en otros pacientes oncológicos. Sin embargo, indican que esto "debería confirmarse con ensayos clínicos más grandes y controlados".

Los expertos afirman que este avance otorga nuevas posibilidades de tratamiento para estados avanzados de una enfermedad en la que las terapias habituales habían fracasado hasta el momento.

Tipos de inmunoterapias

Hay dos tipos de inmunoterapias para el cáncer: la primera activa las células T, que cordinan la respuesta inmune celular, dentro del cuerpo del paciente mediante anticuerpos inyectados; en la segunda, las células T se obtienen de la sangre y solo las que reconocen el tumor son cultivadas y reinyectadas en el cuerpo del paciente.

El éxito de estas terapias varía mucho entre los tipos de cáncer y, hasta la fecha, los ensayos clínicos de la primera modalidad de inmunoterapia habían fracasado para tratar el cáncer de mama.