Lince ibérico del Zoo de Jerez
Lince ibérico del Zoo de Jerez AYUNTAMIENTO DE JEREZ

El paso del ser humano en la Tierra ha sido devastador. A pesar de su escasa representación en el planeta, donde tan solo representan el 0,01% de todos los seres vivos, su actividad ha provocado la desaparición del 83% de los animales salvajes y de la mitad de las plantas.

Muchos de los animales que han conseguido escaparse de la extinción se encuentran a punto de desaparecer, como es el conocido caso del línce ibérico y del oso pardo, de los que apenas quedan dos centenares de ejemplares.

Con motivo del Día Mundial del Medioambiente, que se celebra este martes, conviene recordar cuáles son las especies que desaparecerán en este país si no se consigue frenar la caza furtiva, la sobrepesca y los incendios provocados en los múltiples bosques que existen en España. Estas son algunas de las que se encuentran en la peor situación:

Cigüeña negra

Este tipo de ave presenta eun tamaño menor al de las cigüeñas blancas, aunque puede llegar a medir un metro de altura y a pesar tres kilos. Generalmente, pueden hallarse ejemplares en la Península Ibérica, aunque suelen ser más abundantes en el norte de Extremadura.

Actualmente, en España existen unas 470 parejas de cigüeñas negras, fácilmente reconocibles por su brillante plumaje negro y el pico rojo. Sin embargo, su desaparición se debe principalmente a la acción humana, ya que entre los factores de amenaza se encuentra la caza ilegal. Las obras hidráulicas, carreteras y la construcción de tendidos eléctricos son otras de las causas que empujan su extinción.

Lince ibérico

En el último censo, se contabilizaron 589 linces ibéricos distribuidos en España, de acuerdo con los datos del proyecto Life Iberlince, que pretende recuperar la distribución histórica de la especie. A pesar del aumento de estos animales, el número continúa siendo muy bajo y este fran felino sigue siendo uno de los más amenazados del planeta.

Son habituales las noticias en las que se da a conocer el hallazgo de algunos de ellos tiroteados o atropellados en las carreteras de España. El año pasado, por ejemplo, murieron 34 de ellos, 27 por atropellos y furtivismo.

Oso pardo

En la actualidad, quedan alrededor de 250 ejemplares de oso pardo en España, según los últimos datos de la Fundación Oso Pardo. El lugar donde existen más osos pardos es en la Cordillera Cantábrica, su hábitat natural, y en los Pirineos.

La explotación de su territorio por determinadas actividades económicas y cambios de los usos del suelo son algunas de las causas que impulsan la desaparición de este animal de grandes dimensiones y espectacular belleza.

Urogallo cantábrico

Este ave, cuyas poblaciones se encuentran restringidas en las zonas montañosas de Asturias y algunas zonas del norte de Castilla y León, también suele encontrarse en la zona occidental de Cantabria.

Se estima que en la actualidad existan unos 625 ejemplares de este gallo de monte, que se ven amenazados por la caza furtiva y recreativa. Además de esta práctica, esta especie se ve en peligro por la deforestación.

Quebrantahuesos

El enorme tamaño de este ave es lo que le diferencia del resto. Y es que el quebrantahuesos puede llegar a medir hasta tres metros. Es un buitre que suele estar también en la Cordillera Cantábrica y en los Pirineos.

Su desaparición se ha debido a la disposición de los tendidos eléctricos, donde han aparecido electrocutados; así como a la ingesta de sustancias tóxicas que utilizan los cazadores como cebos envenenados. Actualmente, se estima que hayan unas 100 parejas de quebrantahuesos.

Foca monje del Mediterráneo

Según la Fundación CBD-Habitat, actualmente hay unos 400 ejemplares de foca monje en las aguas mediterráneas. Aunque hace décadas se distribuían por miles, actualmente se encuentran en peligro crítico por la persecución humana, la sobrepesca y la contaminación del mar.

Además de la acción humana, el plástico continúa siendo el enemigo número uno de estos animales, que lo inquieren sin querer y les produce bloqueos en algunos de sus órganos vitales, independientemente de cual sea el tamaño de ese plástico.

El lagarto de El Hierro

El lagarto gigante es el símbolo de El Hierro, la isla canaria de la que es especie endémica. Además de ser uno de las especies en peligro de extinción en España, la preocupación por su desaparición también persiste en el resto de Europa, puesto que es el reptil más amenazado.

Por hoy se contabilizan unos 200 ejemplares de este espectacular animal, que podría dejar de existir si continúa la caza furtiva. Los ejemplares se distribuyen en la isla de El Hierro, los Riscos de Tibetaje y la reserva natural de los Roques de Salmor de Tenerife.

Tortuga mora

La tortuga mora es una de las ocho especies de tortuga existentes en el mundo y está presente en tres continentes: Europa, Asia y África. En nuestro país, tan solo pueden verse en algunas zonas de Cataluña y las Islas Baleares.

Además de la acción humana, estas tortugas, también llamadas tortugas mediterráneas, están amenazadas por las águilas, que las cazan y las lanzan contra las rocas para romper su caparazón.

Águila imperial ibérica

Durante años, el águila imperial ha volado por los cielos de España con total libertad. Sin embargo, este ave endémica está en riesgo de extinguirse. A pesar de que vivan en zonas del Mediterráneo y en pinares del Sistema Central, actualmente se encuentran ubicados en el Parque de Doñana, Sierra Morena y en la parte extremeña del Sistema Central.

Según los últimos datos, actualmente existen unas 330 parejas reproductoras. La electrocución, la persecución humana y la disminución de las poblaciones de los animales de los que se alimenta, como los conejos, son algunas de sus principales amenazas.