Kilómetros de alfombras florales decorarán Carrión (Palencia) en una festividad del siglo XVII, el Corpus Christi

  • La localidad palentina de Carrión de los Condes volverá a vivir este domingo, 3 de junio, una festividad que en este pueblo ya se celebraba
Una de las alfombras de Carrión
Una de las alfombras de Carrión
DIP. PALENCIA

en el siglo XVII, el Corpus Christi, una festividad que destaca por su solemnidad y visualidad ya que durante días los vecinos confeccionar más de kilómetro y medio de alfombra realizada con miles de flores naturales.

Ubicado en el mismo Camino de Santiago, el Corpus Christi de Carrión de los Condes, implica la unión a

niños, jóvenes, mayores y amigos de otros lugares que, desinteresadamente, trabajan

confeccionando bellas alfombras florales que decoran las calles con formando diversos dibujos, figuras de variable geometría y tapices.

Se trata de un recurso turístico muy importante en la localidad que también tiene presencia en el exterior y prueba de ello es que la Asociación de Alfombristas de Carrión pertenece a la Federación Internacional de Alfombristas de Arte Efímero y ha participado en los congresos celebrados en Ponteareas (2010), Barcelona (2012), Roma (2014) y Noto (2016), así como en

encuentros de alfombristas en México (2016) y Vaticano (2016).

Son los propios vecinos los que semanas antes de la celebración de la festividad se reúnen para decidir los diseños y elaborar las plantillas, tras lo que se reparten las tareas para hacerse con el material necesario para la elaboración de las alfombras florales: flores, césped, restos de café, serrín de colores, harina, etc.

Será a las 5.30 horas del domingo cuando comenzarán a confeccionarse propiamente dicho las alfombras florales mientras que a las 12 horas comenzará la misa y 45 minutos después la procesión que recorrerá las calles engalanadas con las alfombras florales.

El momento estelar de esta fiesta es la procesión, en la que participan los niños que realizan su Primera Comunión, todas las cofradías, la banda de música, la Coral Carrionesa, los maceros, distintas autoridades de toda la provincia, las damas y mujeres de la villa tocadas con peineta y mantilla y el Carro Triunfante.

Ya en el siglo XVII, se establecieron unas ordenanzas en el Ayuntamiento en las que se solicitaba a los vecinos que acondicionaran las calles de barro con paja y flores, así como adornar los balcones para el paso de la procesión, cuyos orígenes datan del siglo XIV y a la que se incorporó en el siglo XVI una bella custodia, obra del platero Jerónimo San Miguel y que Antonio de Oro Campoo, un mercader enriquecido en América, regaló al pueblo de Carrión.

La visita a esta localidad palentina se puede completar con una parada en el Monasterio de San Zoilo, cuyo claustro, es una joya de estilo plateresco, además de que es un paseo por la historia del Viejo y el Nuevo Testamento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento