Ajoblanco
Ajoblanco EMMA GARCÍA

El calor y el verano están a la vuelta de la esquina. A ratos cuesta creerlo pero en cualquier momento apetecerá tener la nevera repleta de sopas y cremas frías para animar comidas y cenas.

Y como hay vida más allá del gazpacho y todas sus variedades, hemos recopilado unas cuantas sopas y cremas perfectas para preparar en verano o para ir practicando desde ya mismo.

Podemos jugar con casi cualquier verdura que encontremos de temporada en el mercado, aunque si olvidar que las frutas y las especias también sirven para dar un toque diferente.

Sopa fría de melón y pepino

Ingredientes

  • 500 gr. de melón
  • 150 gr. de pepino
  • 1 yogur natural sin azúcar
  • 4-6 hojas de hierbabuena o menta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Medio diente de ajo (opcional)

Quitamos la cáscara del melón y troceamos. Limpiamos el pepino pero le dejamos la piel. Ponemos el melón y el pepino con el yogur, el medio diente de ajo (opcional) si queremos un sabor más potente, la hierbabuena o menta, un chorro de aceite de oliva virgen extra en el vaso de la batidora y trituramos. Como el melón ya tiene agua no hará falta añadir más, pero si tenemos prisa y queremos servirla ya fría podemos añadir cubitos de hielo y volver a triturar todo.

Crema fría de apionabo con calabacín

Ingredientes

  • 500 gr. de raíz de apionabo
  • 100 gr. de calabacín
  • 100 gr. de cebolla
  • 200 gr. de patata
  • 1 litro de caldo de pollo o verduras
  • 20 gr. de queso crema
  • 50 ml. de leche
  • Orégano fresco

En una olla pochamos la cebolla con aceite de oliva o mantequilla. Añadimos el apionabo pelado y cortado en dados. Cortamos también en dados el calabacín y la patata, lo añadimos al sofrito y dejamos rehogar unos minutos. Añadimos el caldo de pollo o verduras. Dejamos hervir hasta que los ingredientes estén cocidos (unos 30 minutos).

Trituramos todo con una batidora o robot de cocina y añadimos la leche y el queso crema. Seguimos triturando hasta que quede una crema fina.
Aunque se puede tomar caliente, la versión fría es estupenda.

Vichyssoise con pera

Ingredientes

  • 500 gr. de puerro (parte blanca)
  • 200 gr. de patata
  • 100 gr. de pera
  • 50 gr. de cebolla
  • 200 ml. de leche evaporada o nata líquida
  • 1 litro de caldo de pollo o verduras
  • Mantequilla

Pochamos la cebolla con un par de cucharadas soperas de mantequilla, a fuego suave en una olla o cazuela. Limpiamos y troceamos los puerros y los añadimos a la cazuela. Lavamos, pelamos y troceamos la patata y la pera, y añadimos a la cazuela.

Echamos el caldo y lo dejamos a fuego suave unos 25 minutos. Trituramos todo en una batidora o robot de cocina.

Añadimos la nata o leche evaporada, corregimos de sal y opcionalmente añadimos un poco de pimienta blanca. Dejamos enfriar y la pasamos al frigorífico. Al servir, podemos decorar con finas tiras de la parte verde del puerro que previamente habremos sofrito en aceite de oliva virgen extra.

Gazpacho

Ingredientes

  • 1/2 kilo de tomates pera
  • 50 gr. de tomate verde italiano
  • 50 gr. de pepino
  • 40 gr. de pan blanco
  • 1 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino
  • Sal

Pelamos los tomates y los ponemos en el vaso de la batidora. Añadimos el pepino pelado y troceado, el pimiento en tiras sin semillas, el ajo (1/2 diente de ajo si lo queremos suave) y el pan que habremos remojado en agua. Trituramos todo y añadimos aceite abundante, sal y vinagre al gusto. Trituramos unos minutos y dejamos enfriar en el frigorífico.

Salmorejo

Ingredientes

  • 1 kilo de tomates
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 10 gr. de escamas de sal
  • 200 gr. de pan de telera o miga de pan
  • Guarnición: 2 huevos y 100 gr. de jamón

Lavamos bien los tomates y los partimos en 4. Los trituramos con ayuda de una batidora o robot de cocina hasta que queden lo más finos posible (podemos colarlos para quitar restos de piel si lo vemos necesario).

Laminamos el ajo y lo añadimos al tomate triturado junto a la miga de pan, la sal y el aceite de oliva. Trituramos de nuevo. No tiene que quedar especialmente líquido. Lo dejamos reposar y guardamos en el frigorífico.

Para la guarnición calentamos agua en un cazo. Cuando empiece a hervir añadimos los dos huevos y los dejamos durante 10 minutos. Los sacamos del agua y enfriamos. Quitamos la piel y los picamos en trocitos pequeños. Cortamos el jamón en trocitos pequeños o usamos taquitos. Servimos el salmorejo en un plato hondo o bol y esparcimos por encima el huevo y el jamón.