El todavía presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha acudido a la segunda parte del debate de la moción de censura que se está celebrando durante la tarde de este jueves en el Congreso de los Diputados, según confirmaron desde la propia Moncloa. Rajoy se fue casi una hora después de que terminase la sesión de por la mañana y, según la agencia Efe, se habría reunido para comer en las inmediaciones de la Cámara Baja junto a su equipo.

El argumento que esgrimen desde La Moncloa es que Rajoy no tiene la obligación de intervenir pese a que, poco después de que se fuera, el PNV haya comunicado que apoyará la moción presentada por el líder del PSOE, Pedro Sánchez. El apoyo de los nacionalistas vascos es decisivo para sacar adelante la moción de censura, junto con los votos de los socialistas, Podemos, Compromís, ERC, PDECat y EH Bildu.

Sin embargo, el presidente del Gobierno sí que estará presente en la sesión del viernes en la que se votará finalmente esa moción, según fuentes del Ejecutivo, que han añadido que Rajoy no dimitirá pese a conocer que la iniciativa propuesta por Sánchez va a prosperar.

Y es que la única posibilidad de que no se votara es que Rajoy presentara antes su dimisión, pero desde el Gobierno se garantiza que eso no va a ocurrir. El Ejecutivo subraya que no se ganaría nada con la dimisión porque no hay motivos para ello y se podría interpretar como la asunción de una culpa. Además, recuerdan que la dimisión supondría el inicio de una ronda de consultas por parte del rey Felipe VI para proponer un candidato a presidente y que Sánchez podría salir elegido entonces con la mayoría simple, cuando para que prospere la moción de censura es necesario una mayoría absoluta.

"No va a dimitir"

En el mismo sentido, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que Mariano Rajoy no va a dimitir porque —ha dicho— "eso no garantizaría al PP seguir en el Gobierno". Los rumores sobre esa dimisión, ha dicho, buscan "tapar la vergüenza" de los que han provocado una situación como la que va a vivir España, con un Ejecutivo de Pedro Sánchez que "no sabemos en qué pactos se fundamenta" ni cuál es su programa de gobierno.

Cospedal ha aseverado que esa dimisión "sería un ejercicio estéril y no beneficiaría en nada al interés general de España y del PP que, en este caso, van de la mano". Ha explicado que si el propio Rajoy pensara que su dimisión fuera buena para el interés general haría "lo que fuera menester" pero que la aritmética parlamentaria actual impediría investir a otro presidente del PP.

Preguntada por si Rajoy seguirá al frente del Partido Popular, ha respondido que los asuntos relacionados con la estructura del partido se comunicarán "en el momento oportuno" porque ahora no es el momento de hablar del partido. "No es el momento de esa cuestión ni de hablar de la situación personal de Mariano Rajoy, lo que le puedo decir hoy es que desde luego no debe dimitir, porque lo planteado por algunos es absolutamente falso: la aritmética hace que vayamos a tener un Gobierno presidido por Pedro Sánchez con el apoyo de partidos radicales e independentistas", ha manifestado.

La secretaria general del PP ha dicho que el Gobierno que encabezará el líder del PSOE cuando gane la moción de censura "no responde al interés de los españoles" sino "exclusivamente, a sus intereses personales y partidistas", que es "exactamente lo contrario de lo que España necesita en estos momentos". "Nace con la sombra de responder a un único interés, el de Pedro Sánchez por gobernar sin presentarse a las elecciones y no augura nada bueno para España".

Asimismo, Cospedal ha hecho hincapié en que Rajoy ha afrontado como presidente del Gobierno "los momentos más duros de la democracia", en los que España ha atravesado una grave crisis económica y ha gobernado "para todos los españoles" garantizando los servicios públicos y las pensiones y evitando que "fuera intervenida".