Los hechos se iniciaron sobre las nueve de la mañana del miércoles en

Urduliz. A esa hora, la Ertzaintza tuvo conocimiento por medio de una llamada telefónica de un presunto delito de robo en un caserío ubicado en la calle Araba.

Tras personarse en el lugar varias patrullas uniformadas y de paisano de la Ertzaintza, se pusieron en contacto con el propietario de la vivienda y un vecino, que se encontraban persiguiendo a los autores, a los que describieron como dos varones jóvenes y de complexión delgada que vestían ropa oscura.

Uno de los agentes presentes en el lugar llevó a cabo una persecución de los sospechosos, junto a uno de los testigos, llegando a verles perfectamente. A continuación, las patrullas de la Ertzaintza desplegadas en el lugar iniciaron una búsqueda por la zona de los presuntos ladrones, a la que se sumaron varias unidades de la policía local de Sopelana.

Finalmente, la colaboración policial dio sus frutos y los dos presuntos ladrones, de 26 y 21 años, fueron localizados en la calle Olabide de Sopelana, lugar limítrofe con el municipio de Urduliz. Los dos individuos fueron arrestados por un presunto delito de robo y, posteriormente, trasladados a dependencias policiales de la comisaría de la Ertzaintza de Getxo, con el fin de realizar las oportunas diligencias.

Tras las indagaciones practicadas por los agentes encargados de la investigación, la Ertzaintza ha imputado a los dos acusados otro intento de robo en la madrugada del pasado miércoles en otra vivienda unifamiliar de la calle Torre de Urduliz.

Los moradores de la vivienda se despertaron sobresaltados por los fuertes golpes en el exterior de la vivienda que cesaron al encender éstos las luces de la casa. A la mañana siguiente, los propietarios de la vivienda comprobaron que la puerta de acceso a la casa presentaba daños y estaba desencajada.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.