La Custodia de Arfe a su llegada a la Plaza de Zocodover
La Custodia de Arfe a su llegada a la Plaza de Zocodover EUROPA PRESS

Tras finalizar la Misa Pontifical, presidida por el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, y oficiada en rito mozárabe, la Custodia de Arfe, gran atracción de la procesión del Corpus Christi, ha salido por la Puerta Llana de la Catedral Primada para iniciar el recorrido procesional en un día en el que las temperaturas han sido más suaves que en años anteriores.

En la calle, la Custodia ha sido recibida por salvas reales, el toque de campanas de la catedral y emocionados aplausos y vivas de los asistentes.

Durante el recorrido, impregnado por el aroma a tomillo, romero y cantueso, la Custodia ha estado acompañada por cofradías, hermandades, grupos de jóvenes, bandas de música, niños de Primera Comunión, órdenes afincadas en Toledo, miembros del Seminario Diocesano, del Clero, de la Academia de Infantería y de la Universidad regional, así como pajecillos, acólitos, timbaleros y autoridades civiles y militares.

La comitiva, tras llegar a los Cuatro Tiempos, se encaminó hacia la Plaza Mayor, calle Martín Gamero y calle Comercio para a continuación, pasadas las 12.15 horas, una lluvia de pétalos rojos y fuertes aplausos anunciaba la llegada de la Custodia a una abarrotada Plaza de Zocodover, la plaza más céntrica y representativa de la ciudad.

Tras situarse la Custodia, realizada durante ocho años por Enrique de Arfe, bajo el Arco de la Sangre, se hizo el silencio en la plaza para escuchar la tradicional alocución del arzobispo de Toledo y Primado de España. Tras una breve bendición, la Custodia ha emprendido de nuevo el camino hacia el templo entre una gran ovación del público asistente, hasta que ha hecho su entrada unos minutos después de las 14.00 horas por la Puerta Llana de la Catedral.

AUTORIDADES QUE HAN PROCESIONADO

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha desfilado en la procesión, acompañado de los consejeros de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, y Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que previamente asistieron a la misa en la Catedral.

Justo detrás de ellos, desfilaron la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Blanca Fernández; y la secretaria primera de la Mesa de las Cortes, Josefina Navarrete.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, desfiló acompañado del jefe de la Guardia Civil en la región, Manuel Llamas; y el jefe superior de la Policía en Castilla-La Mancha, Félix Antolín Diego.

Desde los balcones de la Delegación del Gobierno esperaban la llegada de la Custodia el secretario general del PP en Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, acompañado de los diputados del Grupo Parlamentario Popular, así como el presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, los cuatros subdelegados del Gobierno en la provincia -el de Toledo procesionaba-, y los embajadores de Ecuador, Eslovenia y Chipre, entre otros representantes del mundo empresarial, político, cultural, vecinal, militar y religioso.

Este Corpus también ha estado marcado por la celebración del Día de Castilla-La Mancha, cuyo acto institucional se celebra esta tarde en Talavera de la Reina, y por el debate de la moción de censura que se celebra en el Congreso de los Diputados y que ha impedido que la presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, pueda estar presente en los balcones de la Delegación como estaba previsto.

MÁS DE 3.000 ELEMENTOS DECORATIVOS

El recorrido procesional ha contado para esta edición con un toldo nuevo en la calle Sillería, adquirido por el Ayuntamiento, y más de 130 adornos nuevos, tales como 80 apliques de pared con elementos de forja para colocar elementos vegetales, siete faroles de inspiración visigótica en las calles Alfonso XII y Rojas, 32 estandartes burdeos, 11 balconeras y dos reposteros de grandes dimensiones con motivos sacramentales.

La carrera procesional ha contado con más de 3.000 elementos decorativos, a los que se suma la decoración floral en la que trabajan profesionales llegados de diferentes puntos de España coordinados por la Asociación Provincial de Floristas. Para la decoración floral se ha contado con más de 100 floristas procedentes de toda España, una decoración en la que el color rojo carmesí, el color de la ciudad, ha vuelto a ser el protagonista, aunque este año, también ha tenido un especial protagonismo el verde pistacho.

Son 25.000 tallos de flor natural los que se han empleado para engalanar las calles del recorrido procesional, junto a los 4.000 metros de guirnalda vegetal. A la carrera procesional se han sumado otros espacios con decoración floral, como la Puerta de los Leones y la Puerta Llana de la Catedral o la fachada del Teatro de Rojas.

CUSTODIA DE ARFE

En la elaboración de la Custodia de Arfe se invirtieron más de 152 kilos de plata con los que el mejor orfebre que había en España en el año 1515, realizó una estructura de cuatro cuerpos de desigual altura.

La Custodia, que fue restaurada en 2016, mide dos metros y medio de altura, se compone de 5.600 piezas y 7.500 tornillos, ostenta 260 estatuillas y pesa 17 arrobas y una libra, y va encima de una carroza construida en 1781 en León por Bernardo Miquelez.

Es de madera con figuras talladas, de alto relieve unas y completamente exentas otras, representando en cuatro medallones los Santos Evangelistas, uno en cada frente, y en las esquinas una especie de sirenas con otros ornatos de fruteros, espigas, racimos y angelitos.

La carroza es empujada por seis hombres que van dentro de ella, mientras que un obrero de la catedral, vestido con traje negro de paño, nivela la custodia en las pendientes.

Consulta aquí más noticias de Toledo.