Tabaco de liar
Tabaco de liar. GTRES

 Las mujeres tienen menor dependencia física de la nicotina que los hombres pero fracasan más a la hora de intentar dejar el tabaco con las terapias de apoyo, según señala la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) este jueves, que se celebra el Día Mundial sin Tabaco.

En concreto, el 63,4% de los hombres consigue dejar de fumar gracias a las terapias sustitutivas del tabaco frente al 59,4% de las mujeres, datos que se extraen a partir de una serie de 6.354 personas que acudieron a la Unidad Especializada en Tabaquismo de la Comunidad de Madrid, que cita la SEPAR en un comunicado.

El grado de dependencia del tabaco de los pacientes se ha evaluado con el test de Fagerström, una prueba para medir el nivel de adicción de los fumadores, que ha constatado que las mujeres tienen un menor grado de dependencia a la nicotina.

El estudio también indica que la motivación para fumar es distinta en hombres que en mujeres: ellas fuman más por una recompensa positiva (52,29 %) que por una negativa (51,56%), en tanto que los hombres lo hacen más por una negativa (48,44%) que por una positiva (47,71 %).

Tal y como explica el presidente electo de la SEPAR, Carlos A. Jiménez Ruiz, el estudio subraya, asimismo, que las fumadoras se plantean con más frecuencia dejar el tabaco y a edades más tempranas.

La SEPAR recuerda algunos datos sobre la prevalencia del tabaco en España, que alcanza el 34,2% en los hombres y el 27,3% en las mujeres y en la mayor parte de las franjas de edad fuman más ellos que ellas, salvo en la de las más jóvenes.

De hecho, de los 14 a los 18 años, las chicas fuman más que los chicos, con una prevalencia del 9,1% frente al 8,7% y al llegar la mayoría de edad, fuma el 20,2% de las mujeres y el 18,1% de los hombres.

La edad de inicio es similar: 14,6 años entre los chicos y 14,5 entre las chicas.