Concentración sindical frente a la Jefatura de Policía de CyL
Concentración sindical frente a la Jefatura de Policía de CyL EUROPA PRESS

Los representantes sindicales han manifestado falta de planificación, que impide la conciliación de la vida laboral y familiar de estos agentes, una situación "insoportable" e "insostenible" y la presión sobre los agentes lejos del "apoyo" que deberían de tener en algunas situaciones.

Así lo han explicado los responsables en Valladolid de la UFP, Jezabel Pelaéz, de CEP, Félix Ruiz, y SUP, José Robles, quienes se han concentrado frente a la Jefatura (en la calle Felipe II de Valladolid) junto a otro grupo de sindicalistas, en total cerca de una veintena, para pedir el cese del jefe de la Unidad, Luis Miguel Romera.

Los responsables sindicales han asegurado que se trata de un "goteo constante" de problemas con el jefe de la Unidad, que lleva seis años en el cargo, con un balance de 25 expedientes abiertos a componentes de la misma, cuando anteriormente sólo se habían producido dos en su historia, un 23 por ciento de la plantilla que ha pedido la baja en la UIP -hay 17 bajas con pérdida "patrimonial" y cinco solicitudes de "cambio de destino"-, que integran 104 funcionarios, y otros que al no tener plaza tienen que aguantar. Además, los sindicatos señalan situaciones que "rayan con el enfrentamiento personal" debido a la "nefasta gestión".

José Robles, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha apuntado entre los problemas la "falta de planificación" a la hora de distribuir el trabajo, que se hace prácticamente de un día para otro, se cambia tres o cuatro veces e incluso los viernes hay personal que no sabe si va a tener que trabajar el fin de semana, por lo que están disponibles "24 horas al día 365 días al año".

Esta situación incluso supone problemas para pedir días para cuestiones familiares, por ejemplo, a pesar de que el personal es de una unidad especializada que está dispuesto a ir "a donde haga falta", pero a la vez considera que los jefes tienen que estar también dispuestos a que puedan conciliar la vida familiar y laboral.

PRESTIGIO PERDIDO

Robles ha recordado que la UIP de Valladolid siempre se ha considerado uno de los mejores grupos, cuando desde la llegada de este jefe no es así, y por ello piden su cambio desde 2012. La "gota que colmó el vaso", ha añadido, es la Operación 'Copérnico' de despliegue en Cataluña, con el "famoso barco de Piolín", en el que lejos del apoyo que se esperaba del jefe se sumó su "presión".

Por su parte, tanto Félix Ruiz como Jezabel Peláez han criticado que además de todo esto se conceda al jefe de la UIP la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo, que conlleva pensión, lo que supone que sea "premiado" cuando ellos piden su cese por los conflictos en la gestión personal y profesional.

Ruiz ha señalado que en lugar de recibir él la medalla la debería de obtener uno de los integrantes de la Unidad, que en el dispositivo desplegado en el barrio burgalés de Gamonal bajo el mando de Romera, recibió una paliza que le supuso la jubilación después de problemas en la intervención que supusieron que dos o tres agentes se quedaran solos y se puso en riesgo su integridad.

El responsable del CEP ha insistido en la necesidad de un cambio de destino para el jefe de la Unidad y su cese en este cargo porque el centenar de "compañeros" que están en la unidad tienen que hacer frente a "intervenciones problemáticas".

Ante esta situación, esperan que los mandos les escuchen y han adelantado que las concentraciones continuarán en las próximas semanas con concentraciones similares si la situación no cambia.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.