Así ha indicado que lo que hubo fue una queja por "trato inadecuado pero jamás por un acoso sexual", por lo que se tomó la decisión de cambio de profesor para esa alumnos.

Así ha insistido Alonso en que de haber existido esa denuncia por escrito hubiese habido una actuación de manera inmediata.

"Sería aventurado ahora decir si se va a apartar o no al profesor implicado pero si que cabe legalmente la posibilidad y de hecho se contemplará sin duda", ha dicho Alonso.

Alonso, en declaraciones a los medios en los pasillos de la Junta, ha explicado que ayer mismo la Inspección fue al centro y realizó un informe e hizo una propuesta de información reservada que se está tramitando ahora mismo y en la que el inspector verificará los posibles ilícitos que el profeso haya podido cometer, los calificarán y se determinará si procede o no apartar de manera cautelar al profesor y a la vez incoa expediente disciplinario.

El consejero ha indicado que el proceso de incoación de expediente es más largo por lo que precisamente se podría considerar que se le apartase cautelarmente hasta que el mismo concluyese, pero es una decisión que corresponde al instructor.

"Jamás consentiremos la comisión de ningún ilícito o cuestiones que puedan perjudicar a los alumnos", ha dicho el titular de Educación.

Consulta aquí más noticias de Asturias.