Torres ha explicado en rueda de prensa que la dimisión de Vericad es efectiva desde este mismo jueves y ha recordado que la remodelación del equipo de gobierno es "consecuencia" de la situación producida la pasada semana en el pleno, en el que hubo un "hecho grave" ya que no pudo aprobarse la propuesta sobre la zonificación turística por el voto en contra de un conseller.

Según Torres, en el pleno se vieron afectadas también la "credibilidad" y la "gobernabilidad" del Consell y se ha trabajado desde entonces para restaurar estas cuestiones, por lo que era necesario "asumir responsabilidades", tal y como se ha hecho con la renuncia de Vericad. Asimismo, ha destacado la importancia de "garantizar la gobernabilidad" puesto que aún queda un año de mandato.