Los hechos consistían en las lesiones sufridas por el trabajador y, en su calificación original de los hechos, el Ministerio Fiscal entendió que existía infracción penal por la utilización de forma habitual de un procedimiento inseguro para la tala en los supuestos de enganche de árboles, sin maquinaria con cables de arrastre. La acusación se fundamentaba en el informes técnicos elaborados al respecto.

En el juicio oral se acreditó que esa maquinaria sí existía y sí se utilizaba. La responsabilidad penal, una vez descartado que fuese por falta de quipos y por no sujeción a la evaluación de riesgos, pudo tener su fundamento en otras omisiones pero éstas quedaron descartadas por el propio perjudicado, por lo que el Ministerio Fiscal, basándose en los principios de legalidad e imparcialidad que rigen su actuación, retiró la acusación formulada.

Consulta aquí más noticias de Asturias.