La Consejería de Turismo y Cultura elaborará un Plan Estratégico del Patrimonio Cultural de la Región de Murcia con el objetivo de realizar una gestión "más eficaz, sostenible y participativa" durante los próximos años. Este se convertirá en la hoja de ruta en materia de patrimonio cultural, fijando prioridades y planificando las diferentes actuaciones para abordar los retos planteados en su gestión.

Así lo ha anunciado este martes la consejera Miriam Guardiola, quien ha presentado las bases que darán forma a este plan junto al experto en patrimonio Alfonso Muñoz Cosme, encargado de realizar el estudio previo. En breve, según ha avanzado Guardiola, se anunciará el proceso de licitación para su elaboración, que contará con un presupuesto de 108.000 euros.

La consejera ha recordado que "el patrimonio cultural es cada vez más importante en nuestra sociedad, ya que afecta a numerosos aspectos y aporta valores de identidad, permanencia y cohesión, suponiendo, asimismo, un importante recurso para la formación de los jóvenes, la inclusión social, el desarrollo económico y turístico y la creación de puestos de trabajo".

Por ello, ha añadido, "desde el Gobierno regional trabajamos a diario para la conservación, recuperación y puesta en valor de nuestro rico patrimonio cultural, y la elaboración de una adecuada planificación de estos trabajos era, desde hace tiempo, una necesidad expresada por los gestores y por la sociedad a la que damos respuesta con este plan".

DOCUMENTO BASE

Muñoz Cosme, doctor arquitecto, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid y exdirector del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), ha elaborado el documento de definición de bases, objetivos y propuesta de método para la elaboración del Plan Estratégico del Patrimonio Cultural, que parte del conocimiento del patrimonio de la Región y del análisis de otros planes similares.

Entre los principios en los que se sustenta su puesta en marcha, la consejera ha destacado "el convencimiento, por parte de la Administración, de que la labor de gestión del patrimonio cultural es un servicio público, y debemos trabajar para garantizar su accesibilidad al ciudadano, para que lo conozca y lo disfrute".

"Nuestro patrimonio es una importante seña de identidad para los murcianos y un incuestionable factor de desarrollo, y, por su importancia, su gestión debe ser también una labor cooperativa y participativa", ha añadido Guardiola, quien ha explicado que "se ha consultado a numerosos sectores relacionados con el patrimonio para la elaboración de estas bases y se seguirá trabajando de forma conjunta para el texto definitivo".

Para la redacción del plan se han definido los objetivos y la metodología, con el fin de que quien lo elabore (un equipo externo integrado por profesionales de diferentes perfiles) tenga definida la meta y el proceso a desarrollar. La Dirección General de Bienes Culturales realizará un seguimiento del trabajo y se contará con la participación de instituciones académicas, profesionales y la sociedad civil.

CINCO OBJETIVOS

En este documento base se establece un fin general, que es instaurar una adecuada gestión global y sostenible del patrimonio cultural, y cinco objetivos que se desgranan a su vez en numerosas líneas de actuación y medio centenar de proyectos específicos que han sido esbozados, pero que irán modificándose y concretándose en el futuro.

Los cinco objetivos son la protección de los bienes culturales (declaraciones BIC y otras figuras de protección); la conservación y salvaguarda del patrimonio cultural (actuaciones de restauración y conservación preventiva); fomentar la investigación y el conocimiento de la herencia cultural; contribuir a la difusión de la riqueza patrimonial, y el fortalecimiento y reforzamiento institucional.

Siguiendo estos principios se elaborará un completo plan estratégico que incluirá los estudios previos (análisis del patrimonio cultural en la Región) y un diagnóstico de la situación (carencias y necesidades). Además, se fijarán de forma más completa los principios y objetivos, así como los programas, líneas concretas de actuación y proyectos, incluyéndose la programación temporal y el estudio económico-financiero.

No será una estructura rígida ni inmutable y para su implantación, seguimiento y control se constituirá una comisión integrada por técnicos de Bienes Culturales y miembros de instituciones académicas, profesionales y asociaciones. Del mismo modo, se desarrollarán herramientas eficaces de evaluación y cumplimiento.

El Plan Estratégico del Patrimonio Cultural de la Región de Murcia tendrá una validez de diez años, con una revisión a los cinco y, según ha afirmado Guardiola, "con este documento como guía seguiremos trabajando con las mismas ganas y la misma intensidad, pero con el objetivo marcado de instaurar una adecuada gestión global del patrimonio cultural para los próximos años; protegiendo y conservando nuestros bienes, investigando y ampliando el conocimiento sobre ellos y difundiendo toda su riqueza".

Consulta aquí más noticias de Murcia.