Bombillas
Imagen de una bombilla. EFE

La OCU ha advertido este martes de que los consumidores con tarifa regulada o precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC) pagarán durante el mes de mayo un 10% más caro el precio del kWh, lo que supone 4 euros más de media que en la factura del pasado abril.

Según ha informado en un comunicado, el mes de mayo se cierra con precios medios en torno a los 54 euros por Megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista, es decir, un 26% más elevado que en abril y un 14% superior al que se produjo en mayo del año pasado.

Con esta subida este mes se convierte en el mayo más caro desde que millones de hogares pasaron en 2014 a tener su tarifa regulada vinculada al precio mayorista, ha alertado la organización, que ha añadido que este incremento podría ser un anticipo de los precios elevados que habitualmente se producen en verano.

En este sentido, la OCU ha recordado que durante la primavera es "habitual" que las fuertes lluvias "faciliten una importante rebaja" en el precio medio, lo que este año no ha sucedido. Además, la organización ha subrayado que los clientes que tienen discriminación horaria son los que más sufren esta alta variabilidad de precios en sus consumos en horario "valle", es decir, de 10 de la noche a 12 del mediodía.

Por el contrario, a los hogares en el mercado libre no les afectarán directamente estas subidas, ya que en su mayoría cuentan con precios fijos durante un año, ha apuntado la OCU, que, no obstante, precisa que muchos de esos hogares "desconocen" que durante todo el año tienen tarifas peores que las que el PVPC ofrece en los meses con precios menos favorables.

Por ello, la OCU anima a todos los hogares a que revisen las condiciones de su actual tarifa, especialmente si están en el mercado libre y valoren otras alternativas.