Cristina Fernández y Mauricio Macri
Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri. SIMELA PANTZARTZI - LEONARDO MUÑOZ / EFE

La expresidenta argentina y dirigente opositora Cristina Fernández de Kirchner ha respondió al actual mandatario, Mauricio Macri, tildándole de "machirulo" después de que Macri emplazara al peronismo a no dejarse arrastrar por las "locuras" de Cristina Fernández.

"Tratar de loca a una mujer. Típico de machirulo", apuntó Fernández a través de su cuenta en Twitter, en un mensaje corto y contundente.

Fernández respondía así a un mensaje de Macri en el que emplaza a los senadores peronistas a no dejarse "conducir por las locuras que impulsa Cristina Fernández de Kirchner" durante la votación que se celebrará el próximo miércoles en la cámara alta sobre las tarifas de los servicios públicos.

Macri expresó su confianza en que "van a actuar de manera racional porque la etapa del despilfarro terminó". "Argentina no puede gastar más plata de lo que ingresa", recalcó, y volvió a convocar a "todos los sectores a dialogar, a acordar, a buscar puentes para transitar juntos el camino de la verdad y la racionalidad".

El precio de la energía

La oposición, encabezada por el 'kirchnerismo', ha elaborado un proyecto de ley para revertir la subida del precio de la energía implementada por el Gobierno de Macri como parte de las reformas económicas que ha llevado a cabo en estos tres años para corregir el rumbo de las finanzas argentinas.

"Durante años nos hicieron creer que los subsidios eran gratis, que la energía es barata, que no cuesta [...]. Es mentira que los subsidios al gas y a la electricidad no los paga nadie [...]. Se pagan con más inflación y más deuda", afirmó, según informa el diario argentino Clarín.

No obstante, Macri aseguró que es consciente de "lo que pesa una actualización de tarifas en el bolsillo" de los ciudadanos y subrayó que "si hubiera habido otra manera lo hubiera hecho". "¡Qué mas quisiera yo que los argentinos tuvieran todo y más fácil", aseveró.

Macri defendió que no hay "leyes mágicas para volver a los precios de las tarifas del año pasado", instando a los argentinos a seguir el ejemplo de sus vecinos chilenos y uruguayos que, según indicó, tienen un gasto más racional y pagan más por la energía. "Hace más de 70 años que el Estado gasta más de lo que tiene", lamentó.