Tensión y mal rollo entre aspirantes en el primer 'MasterChef' sin Eva González

  • El sexto programa de esta edición fue el primero en el que no apareció su presentadora, Eva González.
  • En la prueba de exteriores, los concursantes viajaron a la Universidad de Salamanca. 
  • El ganador de 'MasterChef 3' Carlos Maldonado visitó la prueba de eliminación. VOTA: ¿Quién ganará?
El ganador de MasterChef 3 Carlos Maldonado y el jurado del programa.
El ganador de MasterChef 3 Carlos Maldonado y el jurado del programa.
RTVE

El sexto programa de MasterChef 6 tuvo novedades importantes y un extra de dificultad en cada una de las pruebas. Lo primero que saltó a la vista fue la ausencia de la presentadora, Eva González, de baja debido a su reciente maternidad. En su lugar, los miembros del jurado tuvieron que ejercer también el papel de conductores dando pie a cada reto.

El primero de todos fue un clásico de MasterChef: una prueba por relevos. En ella, las parejas de concursantes tuvieron que cocinar una tarta de chocolate de tres pisos. Pero, cada diez minutos, los cocineros tuvieron que cambiar de pareja y demostrar lo bien -o mal- que se llevan entre ellos.

Como en el anterior programa las parejas no funcionaron del todo bien, esta vez... la cosa siguió igual. La falta de comunicación era tal que hasta no sabían a qué lugar cambiarse cuando el jurado se lo decía. El "mejor" fue Fabio, que no entendía la receta a pesar de haberla leído quinientas veces.

Todo este lío solo podía provocar unas tartas poco acertadas, con unos acabados bastante criticables. La simpática ganadora de MasterChef Junior 5 Esther cató los postres junto al jurado, que eligió a Marta y Jorge como la pareja ganadora y, por tanto, capitanes de los equipos de la siguiente prueba.

Unos buñuelos de lujo

La fase de exteriores también tuvo su complicación. Los aspirantes tuvieron que viajar a la Universidad de Salamanca y cocinar dos menús típicos de la región para estudiantes y personalidades de la localidad castellanoleonesa.

La elección de equipos al azar hizo que Jorge no estuviera contento con los miembros del suyo, el rojo, lo que generó malas caras desde antes incluso de empezar a cocinar. El mal rollo entre el capitán y sus compañeros se podía cortar con un cuchillo.

En el otro lado, la organización del equipo de Marta jugó mucho a su favor en la elaboración de su postre, unos buñuelos de viento para chuparse los dedos.

El equipo rojo, con sus patatas meneás con torreznos y farinato y su chanfaina, no pudo igualar al picadillo de tejares y los buñuelos de viento del equipo azul, con lo que Jorge y los suyos se fueron de cabeza a la eliminación.

Vuelve el chef "macarra"

Después de toda la tensión entre jurado y concursantes, la prueba de eliminación terminó de rematar la faena. Los seis delantales negros se enfrentaron de 3 en 3 en 2 batallas antes de la prueba final.

En la primera prueba, Oxana, Jon y Marina tuvieron que hacer pescaíto frito, verduras al vapor y carne a la plancha para demostrar su habilidad con técnicas básicas de la cocina. De los tres, Marina fue la más lenta y quedó a la espera de la prueba final. Lo mismo hicieron Víctor, Fabio y Jorge, de los cuáles Jorge fue el peor.

Antes del final, llegó lo mejor de la noche: el divertido ganador de MasterChef 3, Carlos Maldonado, que trajo unos ricos platos hechos con las elaboraciones vistas en la eliminación.

Por último, Jorge y Marina tuvieron que elaborar dos guisos de verduras, uno con entraña y otro con cazón. Ante su mala ejecución y una elección desacertada de los ingredientes -a pesar de ser "su mejor plato", según el jurado-, Marina colgó el delantal para volver a tierras valencianas. Jorge se libra de la eliminación esta vez, pero a partir de ahora las cosas comienzan a ponerse difíciles para todos los aspirantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento