Precauciones cuando un secador se sobrecalienta, ¿qué debes hacer?

  • Controlar el tiempo de uso o regular la temperatura son algunos de los consejos para evitar llevarnos un susto.
Baño con utensilios de higiene y de belleza, como el secador.
Baño con utensilios de higiene y de belleza, como el secador.
GTRES

Secarse el pelo antes de salir a la calle es uno de los actos más frecuentes en cualquier ser humano cada mañana. Emplear un buen secador, por lo tanto, será fundamental para evitar llevarnos algún susto inesperado.

Recientemente, la Dirección General de Consumo de Murcia ha anunciado la retirada de un secador de pelo que echaba fuego al sobrecalentarse. En concreto, técnicos del Centro de Investigación y Control de Calidad han detectado la peligrosidad de este electrodoméstico de la marca Aura, llegando incluso a prohibir su venta.

Utilizar en exceso esta herramienta para secar el pelo puede provocar que adquiera demasiada temperatura. Por eso, existen diferentes consejos para prevenir nuestra integridad física cuando un secador se sobrecalienta.

  • Desconéctalo. Si notas que tu secador está a una temperatura excesiva, déjalo descansar unos minutos. Desconéctalo de la corriente y así evitarás que la electricidad pueda jugarte una mala pasada.
  • Aléjalo del agua. Muchas veces tendemos a secarnos el pelo en el baño, junto al lavabo, que puede contener restos de agua. Mantén el secador alejado de cualquier superficie húmeda y espera a que vuelva a su estado normal.
  • Controla el tiempo de uso. Evita utilizar el secador de pelo durante más de 15-20 minutos seguidos. Si lo haces, favorecerás que pueda ser utilizado más tiempo sin exponerte a ningún riesgo.
  • Regula la temperatura. Si la temperatura lo permite, conviene alternar también la temperatura del secador. Es decir, no emplees siempre el calor como método de secado. Si el secador trabaja con aire frío retrasará más tiempo la posibilidad de que se sobrecaliente.
  • Utiliza la boquilla. La boquilla del secador favorece la correcta distribución del aire, no es un elemento decorativo. De esta forma, evitaremos que el aire se concentre en una única zona, que podría llegar a sobrecalentarse demasiado.
  • Invierte. ¿Cuántas veces has escuchado que lo barato sale caro? Intenta, siempre dentro de tus posibilidades, comprarte un secador de calidad, que cuide y no perjudique en exceso tu cuero cabelludo.
  • Renuévalo. Si notas que tu secador se sobrecalienta en exceso, cuando apenas llevas unos minutos de uso, el problema tal vez sean sus años de vida. Como cualquier otro electrodoméstico, los secadores también tienen una fecha en la que deben ser reemplazados.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento