Ciudad Prohibida
Uno de los edificios de la Ciudad Prohibida, residencia de los emperadores chinos de la antigüedad. GTRES

Han sido quince años de investigaciones, que han implicado a varios ministerios y universidades, así como a decenas de expertos entre arqueólogos, documentalistas y científicos. La conclusión del Consejo de Estado Chino es que la civilización china está documentada desde hace unos 5.800 años.

Aunque la civilización china, considerada como la que más largamente ha pervivido desde la antigüedad hasta la época contemporánea, no maduró como tal hasta hace 3.800, según anunciaron académicos chinos tras la investigación financiada por el Estado para determinar esta edad.

Detalles de la investigación se anunciaron en una rueda de prensa del Consejo de Estado (Ejecutivo chino) en la que el subdirector de la Administración Estatal de Patrimonio Cultural, Guan Qiang, explicó que "los primeros signos de civilización emergieron hace 5.800 años en áreas de los ríos Amarillo, Yangtsé y Liao Occidental".

Otras zonas de China desarrollaron culturas igualmente avanzadas hace 5.300 años, y "unos 3.800 años atrás, una civilización más madura se desarrolló en las llanuras centrales y comenzó a influir culturalmente en regiones circundantes", subrayó el experto.

La conclusión es el fruto de un programa para buscar el origen y desarrollo de China que comenzó en 2001 y concluyó en 2016, lanzado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y en el que han intervenido también los de Educación y Finanzas, así como las diversas academias estatales de ciencias, entre otras instituciones.

La investigación fue liderada por expertos del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias Sociales de China y por la Universidad de Pekín, con destacados responsables como los arqueólogos Yan Wenming, Li Boqian o Zhu Fenghan.

"Durante un largo periodo de tiempo ha habido falta de evidencias materiales y de conocimiento sistemático sobre el origen y desarrollo de la civilización oriental, simbolizada por China", admitió Guan en rueda de prensa.

La situación comenzó a cambiar con los trabajos arqueológicos que comenzaron en China en los años 20 del siglo pasado, subrayó el subdirector de patrimonio cultural.

Hasta ahora, se había considerado a grandes rasgos que la civilización china tenía "más de 5.000 años de historia" aunque hay diversas teorías sobre su origen, ya que se han seguido criterios distintos -manifestaciones escritas, artísticas, herramientas...- para considerar el nacimiento de la cultura oriental.

En el trabajo presentado ahora, por ejemplo, se unifican las diversas formas de civilización surgidas en diferentes regiones de la actual China, en lugar de considerar sólo la del río Amarillo (norte del país), considerada tradicionalmente la verdadera cuna cultural nacional.

"Varias áreas a través de la vasta tierra de China mostraron diferencias en cuestión de medio ambiente, economía, sociedad y religión en sus periodos formativos", reconoció hoy Guan, quien sin embargo afirmó la existencia de una "unidad en la diversidad".

"Eventualmente, se desarrolló un núcleo de civilización representado por la cultura Erlitou", añadió el experto, aludiendo a culturas pertenecientes a la edad de Bronce en la cuenca del Amarillo y que en China son también conocidas como las dinastías casi legendarias Xia, Shang y Zhou.

Guan también subrayó que la civilización china durante su desarrollo recogió importantes influencias de culturas extranjeras, tales como el cultivo de trigo, la domesticación de ganado o la misma utilización del bronce, unos usos importados de pueblos de Asia Central y Occidental.