Hamburguesa
Hamburguesa LA GULATECA

Pan, carne, queso, alguna salsa y listo. En realidad una hamburguesa no parece tener mucho misterio, pero a la hora de la verdad no sólo es uno de los platos más internacionales sino también uno de los que admite más variedad de recetas.

Desde hamburguesas hechas con insectos, a las carísimas con productos de lujo, otras sin pan e incluso las que se atreven a incluir chocolate en la lista de ingredientes.

Pero si se trata de innovar, tampoco hace falta ser tan exóticos o colocar unas ancas de rana entre pan y pan y llamarlo hamburguesa. Así que, repasando nuestro recetario particular, para celebrar el Día Internacional de la Hamburguesa os proponemos tres formas diferentes de preparar una hamburguesa en casa.

Con lentejas y curry

No comer carne no significa tener que renunciar a las hamburguesas. Al menos fuera de Francia, porque en el país vecino andan empeñados en que las hamburguesas vegetales puedan seguir llamándose así.

Pero discusiones al margen, las hamburguesas hechas con legumbres son una versión muy popular y, nos guste o no, bastante más sanas -al menos las caseras- que las carnívoras. La buena noticia es que es muy fácil prepararlas y que admiten decenas de variaciones jugando con diferentes legumbres y condimentos.

Los filetes rusos de toda la vida

Antes de que las hamburguesas se populurizaran por aquí y de que apareciera esa idea de la hamburguesa gourmet, en muchas casas lo que se comía eran filetes rusos.

Carne picada con algún ingrediente más y especias que, una vez rebozada, estaba realmente buena. Tanto que lo de ponerlos entre pan y pan con lechuga, queso y salsas no era ni mucho menos lo habitual.

Hamburguesa vegana de avena

Ahora que hasta McDonald's tiene su propia hamburguesa vegana, en casa no vamos a ser menos. Aunque la de lentejas o cualquier otra legumbre sirve perfectamente -siempre que no le pongamos huevo o bacon, evidentemente-, esta otra versión con avena también queda muy rica.