Encuentro con los alumnos del curso del PICH.
Encuentro con los alumnos del curso del PICH. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Se trata de un programa formativo de un año de duración denominado 'Proyecto de Rehabilitación de Fachadas y Edificios', que se enmarca dentro del PICH y que comenzó a desarrollarse en 1994. El proyecto está gestionado mediante un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Fundación Federico Ozanam y tiene un presupuesto de 1.173.000 euros.

Para dar por finalizado este curso, cuyos alumnos se han formado en albañilería, fontanería, electricidad o pintura, se ha celebrado un acto que ha contado con la presencia de la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, y la presidenta de la Junta de Distrito del Casco Histórico, Teresa Artigas.

Broto ha explicado que, en 1994, se planteó que había "mucha población con difícil acceso al mercado laboral y que acudía de manera reiterada a los servicios sociales", al tiempo que "había muchas necesidades de personas mayores del barrio", que necesitaban "pequeñas rehabilitaciones dentro del hogar", y por ello surgió este proyecto.

Asimismo, ha dicho, que se precisaba actuar en las fachadas de los edificios del barrio para "ponerlo bonito". "Se trata de un proceso circular que permite que personas arreglen su propio barrio a la par que se forman".

Los participantes se encuentran en riesgo de exclusión social y/o laboral, por insuficiencia de recursos, falta de formación o escasa trayectoria laboral. Para el curso 2017-2018, han sido elegidas 46 personas, de las que han finalizado 43, ya que tres de ellas encontraron trabajo antes.

El 46 por ciento de los alumnos han sido mujeres el 54 por ciento, hombres. La franja de edad se situaba entre los 26 y los 45 años, y el 80 por ciento no alcanzan el nivel de estudios primarios.

LENGUA ESPAÑOLA

Además del aprendizaje de un oficio, se ha impartido conocimiento básico y aprendizaje de la lengua española además de competencias tecnológicas como manejo del teléfono móvil e informática para poder acceder a portales de empleo, elaborar un texto y confeccionar un currículum.

Broto ha explicado que este tipo de proyectos de inserción va "más allá de lo tangible" y proporciona aspectos como "la camaradería, el proceso de relación o el contacto con otras personas del barrio". Esto es algo que, a su juicio, es "muy difícil de cuantificar monetariamente pero es lo que da más valor a este proyecto".

Por su parte, la presidenta de la Junta de Distrito del Casco Histórico, Teresa Artigas, ha informado de que, durante este año, se han realizado 38 obras de albañilería; 79 obras de pintura; 25 obras de electricidad y 44 obras de fontanería.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.