PSOE ha presentado casi 40 enmiendas en materia de infraestructuras, cultura o medio ambiente, con un total de 220 millones de euros, que abordan "proyectos estratégicos" para la Región y que están "ausentes" en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), rechazadas por PP y Ciudadanos, "lo que indica el desnorte del Gobierno regional y el de Mariano Rajoy respecto a Murcia y el proyecto de Región que necesitamos".

Concretamente, en materia de agua, la diputada del PSOE por Murcia, María González Veracruz, ha destacado iniciativas, por valor de 55 millones de euros, entre la construcción de plantas fotovoltaicas, balsas o limpieza de cauces.

Tras lo que ha recordado "que gracias a la inversión realizada en la etapa de gobierno socialista en este año de sequía severa, se ha podido tener agua desalada", a pesar de que "las desaladoras no estén al cien por cien y no se hayan acometido las obras que debían haberse terminado después de siete años de gobierno de Rajoy".

En este sentido, la diputada ha explicado que una de las enmiendas va en la línea de terminar esos proyectos como es el caso de la destinada a la construcción de seis balsas y tres elevaciones de la tubería del Cerro Colorao en Totana con un importe de 5 millones de euros "que garantizaría que llegue el agua desalada a distintas zonas del Guadalentín".

En declaraciones a Europa Press, González Veracruz ha destacado la enmienda para la construcción de dos plantas fotovoltaicas pegadas a las desaladoras de Águilas, por un valor de 15 millones de euros, "para poner en marcha el binomio agua-energía, clave en la Región de Murcia".

Y es que "somos una Región con un déficit hídrico estructural, que tiene que apretar el ingenio para garantizar agua, pero además tenemos una gran riqueza que es el sol", y hoy día la tecnología permite "que tengamos fuentes de producción más asumibles que la energía que hay que pagar para obtener ese agua desalada a un mejor precio".

Otra de las iniciativas presentadas en materia hídrica, es la de duplicar la partida de bonificación de agua desalada que plantea el PP, para que pase de los 4 a los ocho millones de euros.

También enmiendas para la regeneración de la bahía Portmán (5 millones), un interceptor de aguas pluviales en Murcia (10 millones), el plan de prevención de avenidas para la Región de Murcia tanto en Molina de Segura como en el Guadalentín (15 millones) o la adecuación de los cauces en el río Mula (5 millones).

Proyectos todos ellos "estratégicos" para Murcia, ha remarcado la diputada socialista, "que no han sido apoyados en el proyecto de los PGE precisamente porque el Partido Popular y su muleta, Ciudadanos, han votado en contra de esto y rechazado estas mejoras para la Región".

Consulta aquí más noticias de Murcia.