Nicolás Maduro
El presidente venezolano, Nicolás Maduro (i), saluda al presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE UU, Bob Corker. EFE

Venezuela ha liberado al estadounidense Joshua Holt y a su esposa Thamara después de que el presidente Nicolás Maduro estudiase las solicitudes de los enviados de Washington y recomendase su excarcelación, según ha confirmado este sábado el ministro de Comunicación de ese país.

"En efecto el poder judicial dio el correspondiente beneficio de libertad plena a estos dos ciudadanos que a esta hora ya se encuentran volando hacia los Estados Unidos", anunció Rodríguez en una breve declaración transmitida por el canal estatal VTV.

Con anterioridad, el presidente de EE UU, Donald Trump, anunció la liberación de Holt, un mormón de Utah que viajó a Venezuela en junio de 2016 para casarse con la venezolana Thamara y fue detenido dos semanas después de su boda tras una redada en la que las autoridades venezolanas dijeron haber encontrado rifles y munición.

Reunión bilateral en Caracas

La liberación de los Holt se produjo después de que el senador republicano Bob Corker visitara Caracas esta semana para reunirse con Maduro.

Rodríguez dijo que Maduro recomendó la liberación del matrimonio después de que se lo solicitaran senadores estadounidenses que se reunieron con el presidente de Venezuela, unos encuentros que calificó de "fructíferos" y en ambiente de "cordialidad".

Añadió que en esas reuniones se abordaron "temas referentes a las relaciones" entre los dos Gobiernos, en los que la parte estadounidense pidió que "se produjera algún beneficio de liberación para el señor Joshua Holt y su esposa".

También señaló que Maduro "exhortó" a la Comisión de la Verdad de la plenipotenciaria y oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que, a su vez, recomendó al poder judicial que se adoptara esa medida en beneficio de los Holt.

Una decisión "en aras de la paz, de la reconciliación nacional y también en el objeto de continuar (...) todos los esfuerzos para mantener un dialogo respetuoso, unas relaciones diplomáticas de respeto", agregó el ministro venezolano.

Añadió que con esta situación permite "afianzar lo que siempre ha sido nuestro punto de vista: diálogo, concordia, respeto a nuestra independencia, a nuestra soberanía".

Holt estuvo involucrado la semana pasada en un motín en la sede de los Servicios Bolivarianos de Inteligencia (Sebin) que se prolongó varias horas y desde donde llamó a su madre, Laurie Moon Holt, que dijo que su hijo temía por su vida.

Ese motín activó de nuevo las reclamaciones por parte de funcionarios estadounidenses en Caracas para visitar a Holt y certificar que estaba fuera de peligro.

El próximo 30 de junio, Holt hubiese cumplido dos años encarcelado en Venezuela, donde —según las autoridades estadounidenses— no hay cargos formales en su contra.