Anova-Irmandade Nacionalista ha criticado el rumbo tomado por la dirección de En Marea que encabeza Luís Villares y ha instado a los actores que conforman la izquierda rupturista a "reconstruir el espacio de unidad popular gallego" de manera "inmediata" para poner freno al "proceso de pérdida constante de los principios y valores".

"La actual dirección de En Marea no representa a día de hoy la pluralidad del conjunto del espacio y no muestra voluntad de serlo. Esta losa que padecemos desde la conformación del Consello das Mareas genera disfunciones importantes y limita la capacidad de intervención política de En Marea", reza el comunicado difundido por Anova tras la reunión de su coordinadora, celebrada este sábado en Teo (A Coruña).

La reunión ha contado con la presencia del portavoz nacional de la formación nacionalista, Antón Sánchez; el histórico dirigente nacionalista, Xosé Manuel Beiras; o el alcalde de Teo, Rafael Sisto, quien esta misma semana anunció su baja como inscrito de En Marea por diferencias con la manera de proceder de la dirección y el "proceso inquisitorial" al que, según argumentó, han sometido a la diputada Paula Quinteiro.

Así las cosas, Anova apuesta por retomar los "consensos fundacionales" de En Marea establecidos en la asamblea constituyente celebrada en Vigo a finales del mes de julio de 2016. "Lo ocurrido en En Marea los últimos meses es un proceso de pérdida constante de los principios y valores con los que nacieron los procesos de unidad popular en Galicia", censuran.

Anova cree que la dirección de En Marea ha centrado "las energías de la organización en procesos internos" que cree "menores"; en referencia, aunque no hace mención explícita a ello, al pulso que mantiene con la parlamentaria Paula Quinteiro desde mediados del mes de marzo.

Todo ello, según apunta el comunicado, en un contexto de "lucha social en la calle" y de "avance de la ultraderecha xenófoba en Europa y el Estado español". "Cuando una organización está tan lejos de las demandas que la apoyaron en su momento para ser voz de la indignación, no cumple con los objetivos para los que nació", añade.

INICIAR UN "PROCESO COLECTIVO"

Así las cosas, Anova ve necesario emprender "de manera inmediata" un proceso "colectivo" para reformular En Marea en el que se "acerquen nuevamente" los sectores que conforman el universo rupturista en Galicia.

Pese a que existe un grupo del partido nacionalista que forma parte junto con Cerna (organización escindida de la propia Anova) y algunas mareas municipalistas del sector que controla la dirección política de En Marea encabezada por Villares, la línea oficial de Anova se ha mostrado crítica con el rumbo emprendido por el partido instrumental desde las elecciones a los órganos políticos que abrieron un cisma en el seno rupturista y que se ha visto acentuado por la gestión del caso Quinteiro.

En el comunicado emitido este sábado, la organización nacionalista asegura que la dirección de En Marea está controlada por un sector que "no representa la pluralidad del conjunto del espacio", lo que supone una "losa" que padece el proyecto rupturista.

Por ello, llama a que se inicie un proceso de reconfiguración del proyecto partiendo del ejemplo de las mareas municipalistas y, ante todo, teniendo en cuenta que las elecciones locales del próximo año serán "decisivas para dar continuidad a la unidad popular".

De este modo, remarca que "es necesario reconducir" la situación de manera "inmediata" a través de un "proceso colectivo abierto donde participen mareas, colectivos sociales, organizaciones y personas que apuesten por la reconstrucción de un espacio de unidad popular que debe ser plural, mestizo y de ruptura".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.