En un comunicado remitido a los medios, AXG-CUT, uno de los sindicatos que rechazan el acuerdo para "cerrar" el conflicto en la justicia que fue firmado por otras tres organizaciones, explica que este viernes se desplazaron al Hotel Attica 21, donde el presidente de la Xunta participaba en un acto.

Allí, denuncia que hubo "abuso de autoridad" por parte "de una persona que acompañaba" al jefe del Ejecutivo, y advierte que esta "circunstancia" no impedirá que "continúe la lucha de la justicia contra un acuerdo injusto e ilegal".

Fuentes del sindicato consultadas por Europa Press han asegurado que la sindicalista ha ido al hospital y que analizarán con sus servicios jurídicos la posibilidad de presentar una denuncia.

Previamente, varios delegados de AXG-CUT han participado en "una concentración solidaria" en la misma jornada en la que uno de sus delegados, Javier Fernández, acudió a declarar al edificio administrativo de la Xunta en A Coruña ante la instructora del expediente sancionador que se le ha abierto.

AXG-CUT sostiene que se le abrió este expediente "al tratar de evitar la vulneración de los servicios mínimos", una "supuesta falta grave" que, remarcan, "no es otra cosa que una represalia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.