Con este objetivo, aprobado por unanimidad, el concejal de Urbanismo, Carlos Tarife, se comprometió a establecer conversaciones con el Ministerio de Defensa para el desarrollo de esta propuesta, que aspira a compatibilizar los usos ciudadanos con los usos propios del cuartel.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, intervino en el debate para expresar su agradecimiento más sincero al Museo Militar y a la política de puertas abiertas a la ciudad que ha desplegado en el recinto.

"Santa Cruz está muy agradecida y Santa Cruz, y quiero que quede claro, desea que el Ejército siga vinculado en el futuro a los usos que tenga el Museo y el recinto en su conjunto. No olvidemos que el Museo honra a la ciudad y honra la memoria de su defensa a lo largo de la historia", explicó.

Bermúdez adelantó que ha habido conversaciones con el anterior director del Museo para plantear los usos ciudadanos y el Ministerio de Defensa "lo sabe y está dispuesto a dialogar".

De igual forma, el pleno municipal invitó a la Gerencia de Urbanismo a que dentro de los cuatro procesos participativos que contemplará el Plan General para refrendar estos usos, establezca las herramientas de comunicación necesarias para que, en esos periodos de exposición al público, los vecinos de Santa Cruz de Tenerife puedan sumarse y solicitar mejoras en el entorno.