Una puesta en marcha que según ha informado la Institución provincial a Europa Press, está abierta a todos estos profesionales que desarrollen su actividad en algún punto de la geografía leonesa, para que participen y se genere una unión a través de la que dar más peso a la calidad de sus productos. Todo ello, además, en el marco de la Capitalidad Gastronómica que ostenta León durante este año y que dedicará al dulce el mes de junio.

De esta forma, la Institución provincial quiere dar respuesta a las peticiones de los empresarios de este sector de la gastronomía leonesa que, en varias ocasiones han planteado la posibilidad de iniciar actuaciones dirigidas a potenciar estos productos, e incorporarlos de una manera más activa a la marca `Productos de León* de Diputación de León.

Del mismo modo, desde el área de Desarrollo Económico de la institución provincial han estudiado los diferentes aspectos y variables que repercuten en el sector, con el objetivo de identificar posibles sinergias que podrían ser utilizadas para generar más valor.

Entre ellas, desde la Diputación se destaca que en León existe tradición y cultura repostera desde el siglo XVIII hasta la actualidad, tras haber sido puntera en varias etapas de los tres últimos siglos en las que han destacado afamados reposteros, pasteleros y confiteros que han elevado sus conocimientos y sus elaboraciones al máximo grado de maestría con productos que identifican a León.

Además, la provincia leonesa cuenta con una gran riqueza en variedades gastronómicas, caracterizadas por su sabor o por su forma y relacionadas con los dulces, como para plantearse un plan de desarrollo para ellos bajo la garantía y defensa de una asociación, gremio o colectivo profesional con programas I+D+i y de formación, acciones de promoción en el mercado nacional, difusión en medios, defensa, información al consumidor, etc.

Para la Diputación, es "importante" defender este tipo de elaboraciones, tradicionales o artesanales, por muchos motivos que van de la defensa de las tradiciones de un territorio a la importancia económica que tienen, además de tener en cuenta que actualmente el dulce leonés está sometido a una dura competencia del producto industrializado foráneo.

La actividad productiva está escasamente organizada para la búsqueda de oportunidades de carácter privado y público, careciendo de fuerza asociativa y representativa, con la salvedad de la existencia de IGP Mantecadas de Astorga o la pertenecía a Asociaciones multiproducto. En la mayoría de los casos, sus producciones son reducidas no teniendo presencia más allá de los mercados locales o provinciales.

Por ello, la Institución provincial considera que este es un momento oportuno para incorporar los dulces más característicos de León a la marca colectiva de 'Productos de León', poniendo en marcha una organización representativa de la actividad, que tome la iniciativa para desplegar un posible plan que redundaría en todos los agentes, desde la empresa al profesional hasta llegar al consumidor.

Consulta aquí más noticias de León.