Fernández de Moya, en el Parador de  Santa Catalina
Fernández de Moya, en el Parador de Santa Catalina Europa Press - Archivo

Según ha informado este jueves en un comunicado el Consistorio, los servicios jurídicos ya han iniciado el procedimiento para ello, siguiendo las órdenes del alcalde, Javier Márquez (PP), quien ha solicitado que la personación se haga "con carácter de urgencia"

Ante esta investigación abierta por el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén, desde el Ayuntamiento de la capital se ha manifestado el "máximo respeto a la justicia y a las actuaciones judiciales", al tiempo que ha pedido "la máxima rapidez" en su desarrollo.

Ha incidido en que "se persona en este procedimiento para defender el interés público", manteniendo siempre el "respeto a la justicia" y confiando en que "en que se diriman los antes posible las actuaciones judiciales con el fin de esclarecer estos hechos" y ello no sin recordar "el derecho de presunción de inocencia que otorga la Constitución Española".

El magistrado encargado del caso recoge en su auto que en 2012 se designó "de facto" a Matinsreg y a partir de ahí "se facturaba de forma falsa gran cantidad de horas de trabajo no realizadas, de imposible ejecución con el personal de la empresa ilícitamente designada, se incrementaban los costes de los productos empleados y la cantidad de los facturados".

De esta forma, se provocó que la diferencia en la facturación soportada por el Ayuntamiento de Jaén por el mismo servicio de conservación de fuentes ornamentales, entre una anualidad por la anterior empresa Imesapi y una anualidad de la empresa Matinsreg "haya generado un quebranto patrimonial para el Ayuntamiento superior a 3,6 millones de euros".

Estos hechos -por los que, junto a Fernández de Moya, están investigados la actual teniente de alcalde Rosa Cárdenas, un técnico municipal y un representante de Matinsreg- podrían constituir, según el auto judicial, delitos de prevaricación administrativa continuada, falsedad en documento mercantil, malversación continuada de caudales públicos, cohecho y tráfico de influencias.

En el marco de esta causa, este mismo jueves han declarado como testigos cinco personas, entre ellas, el secretario y el interventor del Ayuntamiento, que no han querido hacer declaraciones a los medios ni a su llegada ni a la salida del juzgado. Y es que, según el auto, Fernández de Moya "vino ordenando personalmente los pagos a realizar a dicha empresa en contra de los informes y reparos de legalidad que hacía recaer constantemente el interventor del Ayuntamiento".

Consulta aquí más noticias de Jaén.