112
112 JCCM - Archivo

Esta información se ha producido a raíz del aviso de nivel naranja dado a conocer este jueves por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que prevé tormentas que pueden acumular precipitaciones de hasta 30 milímetros de agua en una hora; así como rachas de viento que pueden alcanzar los 90 kilómetros por hora, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Además, la Aemet ha cursado también avisos de nivel amarillo por tormentas para el resto de la provincia de Toledo, así como para toda la provincia de Ciudad Real.

Ante esta situación, el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha ha cursado la correspondiente alerta para que los organismos y entidades afectados de la zona puedan tomar las medidas adecuadas de prevención, seguimiento y respuesta que estimen oportunas.

Desde el Servicio de Emergencias 112 se comenzará a realizar un seguimiento exhaustivo de los incidentes que puedan producirse en esta zona, una vez se inicie la hora de la alerta.

CONSEJOS ANTE TORMENTAS Y FUERTES VIENTOS

Ante esta situación, y en el caso de las tormentas, conviene evitar las zonas altas y refugiarse debajo de los árboles por si hay peligro de descargas eléctricas. En la ciudad se recomienda buscar refugio al abrigo de edificios y en el interior de las casas evitando que se produzcan corrientes de aire, pues estas atraen a los rayos.

Si un ciudadano es sorprendido por una lluvia torrencial ocasionada por dicha tormenta en la carretera es recomendable reducir la velocidad, adaptándose a la visibilidad existente, y evitar pasar por tramos inundados, cauces o ramblas. En el caso de ir a pie en el campo, se ha recomendado buscar lugares elevados ante la posibilidad de una inundación.

Por lo que respecta a las recomendaciones ante fuertes vientos, hay que tener en cuenta que si los ciudadanos se encuentran en su vivienda, deben cerrar y asegurar ventanas, puertas y toldos, así como retirar macetas o cualquier otro objeto que pueda caer a la calle y provocar un accidente.

En el caso de encontrarse en la calle o en el campo es conveniente alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan desprenderse y tomar precauciones delante de edificaciones en construcción o mal estado.

Finalmente, se debe procurar evitar los desplazamientos por carretera y, si es necesario hacerlos, informarse de las condiciones meteorológicas de la zona a la que se dirige y extremar las precauciones por la posible presencia de obstáculos en la vía.

El Gobierno regional ha recordado que en caso de emergencia se debe llamar al teléfono 112, a la vez que ha pedido a todos los ciudadanos a hacer un uso racional del mismo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.