Un vecino avisó a la policía catalana que había visto por la ventana a un hombre dar hachazos a los coches aparcados, han informado a Europa Press los Mossos d'Esquadra.

Cuando fue detenido, el hombre, de 41 años y sin domicilio conocido, llevaba una mochila con unas tijeras en el interior.

El hacha no la llevaba encima y fue localizada en el suelo por los agentes que se desplazaron hasta el lugar.

Hasta este miércoles por la tarde los Mososs d'Esquadra han recibido denuncias de siete propietarios por daños en sus vehículos, la mayoría con destrozos en los retrovisores.

Consulta aquí más noticias de Lleida.