Colegio San Miguel.
Vista del colegio San Miguel, en Gijón (Asturias). Google Street View.

El colegio católico San Miguel de Gijón, situado en la provincia asturiana de Pumarín, está investigando el caso de una maestra de Educación Primaria que presuntamente habría mantenido relaciones sexuales con un alumno de Secundaria de dicho centro.

Los primeros rumores sobre las posibles relaciones sexuales se produjeron el pasado jueves 17 de mayo, momento en el que la dirección de esta escuela privada concertó a los presuntos implicados para interrogarles. Las versiones proporcionadas por la profesora y el alumno fueron completamente distintas, por lo que decidieron abrir una investigación para determinar la veracidad de sus testimonios.

Según informa La Nueva España, la profesora negó las acusaciones sobre la presunta relación con el alumno, que es estudiante de 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), un ciclo que formalmente culmina cuando el alumno tiene 15 o 16 años, por lo que se supone que el estudiante sería menor. No obstante, su edad no ha trascendido.

Una vez el centro abrió la investigación sobre los hechos y activó el protocolo de prevención, apartó a la profesora de su puesto de empleo. Por su parte, el alumno sigue yendo al centro educativo y no se ha tomado ninguna medida contra él, al considerar que "en absoluto ha cometido ninguna irregularidad", según ha indicado el director del colegio, Miguel Ángel Campos.

Respecto a la maestra, el director del colegio ha señalado que no es nueva en la plantilla del colegio, pero que tampoco es ni habría sido profesora del alumno en cuestión. Al cursar el último ciclo de Secundaria, el chico y no tenía vínculo laboral con ella.

Comunicado del centro

El colegio San Miguel ha publicado este mismo miércoles un comunicado a través de su página web, en el que ha aclarado algunas cuestiones relacionadas como el caso y ha mostrado su seria preocupación "por la situación producida por la presunta relación" entre el alumno y la maestra.

Además, ha asegurado que el centro se encargará de tomar "las medidas oportunas que requiere la situación, asumiendo su responsabilidad" y ha aclarado que tanto el AMPA como los organismos de ispección responsables del buen funcionamiento de los centros educativos "están al tanto de la situación".

A su vez, el colegio ha recordado en el manifiesto que "sigue en la misma línea" de acuerdo a su trayectoria, estilo y valores, aclarando que "ningún acontecimiento puede apartarle de ella".

Por el momento, la Consejería de Educación ha rehusado realizar ninguna declaración sobre el caso.

Consulta aquí más noticias de Asturias.